Enfermedades de la abeja adulta


Nosemiasis

Provocada por un protozoo llamado Nosema apis. Se localiza en el intestino de las abejas, provocando diarreas. Un síntoma claro es cuando en la parte frontal de las colmenas aparece manchado por deyecciones como hilitos.

Este protozoo está normalmente en la colmena, y desencadena la enfermedad cuando se debilita el enjambre.

El tratamiento es con Fulmidil B. Este se aplica disolviendo en el jarabe de agua con azúcar. Es suficiente una aplicación cuando recién empieza la enfermedad y tres, cuando es grave.

Dos tratamienos eliminan esta enfermedad: una después de la última cosecha de miel y otra, un mes antes del comienzo de la floración.

Acariasis

Esta enfermedad está causada por el ácaro Acarapis woodi. El parásito se aloja en las tráqueas de las abejas dificultando la respiración. Es ante todo un transmisor de enfermedades. El tratamiento, como en cualquier enfermedad. debe ser instaurado por el Veterinario.

Varroasis o varroosis

Está provocada por el ácaro Varroa jacobsoni, identificado en 1.904. El ácaro afecta a la cría y a las abejas adultas. La hembra de Varroa es de color marrón y forma ovalada, con unas dimensiones de 1mm de largo y 1,6 de ancho. Los machos son algo mayores.

La Varroa hembra vive sobre el cuerpo de las abejas, entrando en las celdillas de cría para realizar la puesta de huevos. Pone un máximo de 6 huevos, siendo el primero de ellos macho, que fecundará a las hembras.

El índice de mortalidad es muy alto, sobreviviendo sólo 1,5 varroas por celdilla.

Cuando la abeja nace, las varroas fecundadas salen de la celdilla, tratando de colocarse sobre el cuerpo de las abejas.

La varroa succiona la hemolinfa de la cría y de las abejas adultas, debilitándolas y acortando la vida de las abejas. Un enjambre afectado por varroa muere a los 2 ó 3 años.

El tratamiento o la prevención de la varroosis debe realizarse bajo la dirección técnica de un veterinario.

Otros problemas

Las indicadas a continuación no son enfermedades propiamente dichas, sino problemas causados por agentes externos que pueden llegar a ser graves en la colmena.

  • Intoxicaciones por insecticidas o herbicidas. Un síntoma de ésto puede ser el descenso repentino de población sin causa aparente. Pueden aparecer gran cantidad de abejas muertas delante de la colmena.
  • Polilla. Un enjambre débil siempre será atacado por la polilla. La mariposa de la polilla pone huevos en el interior de la colmena, que al pasar a la fase de larvas comen la cera y deshacen completamente los panales. La polilla aparece cuando una enfermedad ha debilitado el enjambre, actuando en realidad como agente reciclador.
  • Intoxicación por plantas tóxicas: Se produce cuando las obreras toman néctar de algunas plantas tóxicas, como el rododendro y el tejo.Aparecen manchas de heces en el frontal de las colmenas. Las intoxicaciones son muy difíciles de identificar. Como siempre, en cualquiera de estos casos, es preciso contar con el consejo del veterinario



Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)






Un comentario en Enfermedades de la abeja adulta

  1. Martîn Rial Dice:

    Me gusta la jardinerîa y la agricultura, pero no de una forma profesional, sino mâs bien de una forma lûdica y autodidacta, y para la polinizacion de arboles frutales, he adquirido una colmena de abejas. La colmena la tengo desde el verano y durante el invierno me han aparecido muchas muertas delante de la colmena, la colmena ha quedado muy debilitada y aunque ahora empiezan a salir a pecorear, quisiera tener algûn lugar on-line de contacto y alguna direccion donde enviar muestras para saber que es lo que le sucede a las abejas. Un saludo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *