York Shire Terrier sacrificada por edema e hipertensión pulmonar


El otro día sacrifiqué a mi perrita de nueve años y medio y quisiera saber si hice bien. Ella respiraba mal y siempre me decían que era por una estrechez en la tráquea, aunque nunca le hicieron pruebas. Una noche se desmayó y unos días más tarde empezó a toser por las noches cada vez que se movía o hacía algo, le costaba mucho coger oxígeno y parecía ahogarse.

En el hospital la ingresaron con oxigenoterapia pero resultó ser un edema pulmonar el cual trataron, le hicieron un ecocardiograma y el resultado fue que tenía una hipertensión pulmonar muy grave, empecé a tratarla con enalapril y sildenofilo y parecía mejorar, pero cuatro días después se puso otra vez malísima, a punto de agonizar por falta de aire, sin moverse, ni beber agua quería. Otra vez al hospital, tenía otro edema pulmonar y además enfermedad de Cushing, la veterinaria al ver que la hipertensión era tan tan severa, nos aconsejó dormirla, pues se me podía quedar alguna noche entre mis brazos, y así lo hice.
Sé que ya no hay vuelta atrás, pero no paro de pensar que podía haberla tratado o algo así y quería tener una segunda opinión.

Tipo de Animal:

  • Perro.

Sexo:

  • Hembra.

Raza:

  • York Shire Terrier.

Edad:

  • 10 años.

Olga




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)






Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *