Tuberculosis en el perro Doberman pinscher


Los órganos más atacados son los pulmones, les siguen el hígado y los intestinos. En las ciudades, la contaminación es determinante de la aparición de esta enfermedad. Se producen trastornos generales, síntomas funcionales y físicos, como el adelgazamiento, la tos, ahogos, poco apetito y cambios en el carácter.

El perro adquiere esta enfermedad por contacto con enfermos o por ingestión de carnes provenientes de animales afectados. La cohabitación con el animal afectado entraña graves peligros para las personas, porque el enfermo expele sus bacilos en la orina, los excrementos y las mucosas nasales. El diagnóstico de esta enfermedad es grave, casi siempre desesperado; será el veterinario quien indique cuántas probabilidades de cura tiene el animal.




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *