Sociopatía hombre-perro: Spraybarrier et Spraycommander


SPRAYBARRIER y SPRAYCOMMANDER son dispositivos que recurren al estímulo disruptivo y que pueden ser herramientas extremadamente útiles para volver a dar confianza al propietario y los miembros de la familia. También para quitar las prerrogativas progresivamente, las cuales son adquiridas y son ciertamente difíciles de quitar en un primer tiempo sobre el plano emocional.

Hay que tomar en cuenta que un perro en un contexto de sociopatía no es feliz, sufre. Sus propietarios durante la institución de una terapia cognitiva pueden sentir un cierto malestar frente a las costumbres adquiridas y para invertir la relación. Hay que proceder poniendo todo en obra para facilitar la terapia y motivar a los propietarios mostrándoles que esto puede realizarse simplemente sin recurrir al castigo y sin confrontar al animal. Es necesario antes que todo recuperar la gestión de los contactos y de los espacios para los propietarios.

SPRAYCOMMANDER: Permite interrumpir secuencias comporta mentales indeseables mediante el estimulo disruptivo accionado por control remoto redirigiendo al animal hacia por ejemplo su lugar de dormir (neutro) o para evitar que tome la iniciativa de los contactos.

CUIDADO: Si un propietario ordena a su perro ir hacia su lugar de dormir, cuando que está en una pieza, después de una fase de amenaza (fase apetitiva de una secuencia comportamental), hay que recomendarle no ponerse en el marco de la puerta para dejar al perro la posibilidad de irse efectivamente ya que podría ser nuevamente objeto de amenazas por su perro, sino al lado de la puerta.

Para la gestión del espacio y de los contactos SPRAYBARRIER (un dispositivo en forma de plato emite una frecuencia radio de baja intensidad que recoge un collar receptor que el animal lleva al cuello para delimitar espacios donde no podrá entrar al producirse un bip sonoro para avisar y una vaporización al acercarse al perímetro) en las primeras tres semanas de tratamiento puede ser útil para prohibir el acceso a algunas piezas (el comedor, el salón, las recámaras, él o los pasillos) pero también para la gestión de los contactos para que el perro pierda la iniciativa de estos con sus amos. La iniciativa de los contactos debe partir del propietario mediante una orden o invitación a jugar por ejemplo fuera de las zonas donde será colocado SPRAYBARRIER.




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)






Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *