Señales de alarma del perro Bóxer


La fiebre es una reacción de defensa del organismo, por lo general en respuesta a infecciones. Puede ocurrir que el perro enfermo tenga igualmente la trufa húmeda y fresca. La temperatura se debe tomar en el recto manteniendo el termómetro hasta cinco minutos dependiendo del tamaño del animal. No debe sobrepasar los 39 °C. Temperaturas inferiores a 37,5 °C se deben a una reducción de los procesos metabólicos, a menudo poco antes de la muerte.

Los resfriados son muy raros en el perro. Nunca deben tratarse en el hogar. La tos, si es similar a la que le produciría un hueso atascado en la garganta, aparece en los casos de amigdalitis. Puede ser un síntoma de infecciones más serias, como el moquillo. La respiración dificultosa puede estar causada por una infección pulmonar, pero también por la acumulación de agua en un pulmón, por ejemplo, como consecuencia de una intoxicación. En perros de edad avanzada, la tos puede ser también debida a una insuficiencia cardíaca.

La presión abdominal y la inflamación de los cárrillos señalan una insuficiencia respiratoria severa. Las mucosas visibles de los ojos y la boca indican enfermedades internas: la palidez es síntoma de anemia; la coloración amarillenta, de trastornos hepáticos con ictericia; las hemorragias indican alteraciones serias o intoxicaciones y, en caso de insuficiencia cardíaca o circulatoria, las mucosas adquieren un tono azulado.

La presencia de sangre en heces y orina puede tener su origen en enfermedades graves. Si la hemorragia proviene del estómago o de los primeros tramos del intestino, los excrementos serán de color negro a causa de la sangre digerida. Las enfermedades renales pueden asociarse a un notable incremento de la sed. Si a ello se añaden síntomas de fatiga y mal aliento, significa, por lo general, que ya se ha desencadenado una uremia. Los cálculos urinarios, la perforación de la vesícula y las intoxicaciones pueden causar al perro la imposibilidad total de orinar. En estos casos, el animal corre un grave riesgo. La eliminación de las heces, puede verse enormemente dificultada a causa de tumores, inflamaciones de la próstata y cambios en el intestino grueso o recto. La presencia de heces endurecidas puede provocar una obstrucción total del recto. Los vómitos acompañados de fatiga creciente y la ausencia de deposiciones son los síntomas que indican una obstrucción del recto o la presencia de un cuerpo extraño en él.

La salivación anormal puede ser provocada, en el mejor de los casos, por la presencia de cuerpos extraños en la cavidad bucal o por una infección gingival. Más grave puede ser una intoxicación por E605, ó , seudorrabia y, peor aún, si se trata de la rabia.

El aumento de volumen del vientre a pesar de un régimen normal de alimentación o bien una pérdida progresiva de peso, pueden ser causadas por tumores o por la presencia de agua en la cavidad abdominal. En caso de infección de la matriz, la perra presenta casi siempre una sed exagerada y, en ocasiones, también flujo vaginal. Una inflamación repentina del estómago, con cólico e insuficiencia circulatoria, puede ser debida a una torsión del estómago y requerirá una intervención quirúrgica inmediata.




Califica este Artículo:
5 / 5 (1 votos)




Un comentario en Señales de alarma del perro Bóxer

  1. DAISSY RODRIGUEZ Dice:

    HOLA TENGO DOS BÓXER UNA HEMBRA Y UN MACHO PADRE E HIJA, EL MACHO HA COMENZADO CON OLOR FEO EN LA BOCA, HA DISMINUIDO UN POCO LA COMIDA, Y HOY LE MIRO Y TIENE LOS CARRILLOS INFLAMADOS Y ROJOS Y TUVO UN ACCESO DE TOS COMO QUE SE AHOGABA.ESTOY MUY PREOCUPADA PUES SU VETERINARIO VIENE RECIÉN EL LUNES PRÓXIMO ESTA DE VACACIONES, LE TOME LA FIEBRE Y TIENE 38,5. NO QUISIERA VER OTRO VETERINARIO ES URGENTE O PUEDE ESPERAR? HASTA EL DÍA LUNES?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *