Problemas con el perro ladrador


Una de las quejas más frecuentes sobre el comportamiento de un perro os por sus ladridos. Aparte del perro mordedor, el perro ladrador es probablemente el que más enoja a los no poseedores de perro. Conozco más de una ciudad en la que se obliga a los dueños de perros que provocan quejas a tomar medidas para evitar los ladridos. Los expertos se encuentran con problemas cuando se les pide consejo para dar una solución al propietario, o como último recurso cuando se les solicita una operación anti-ladridos o incluso la eutanasia. A continuación se indicarán algunos de los factores que aparentemente provocan el ladrido y se mugieren algunos intentos correctivos.

Naturalmente, el ladrido es la respuesta natural de la mayoría de los perros. Tienen una propensión innata a ladrar como aviso de que se acercan a usa territorio personas u otros perros. Los ladridos de alarma hacen que muchos perros sean valiosos como guardianes y no es necesariamente una cualidad indeseable. Cuando un perro está Pillando con otro, su ladrido tiene otro lenco y forma. En ocasiones los perros donen tendencia a responder o unirse a otros perros ladradores.

Además de su tendencia innata a ladrar, un perro puede aprender a hacerla al después de ello recibe por lo menos de vez en cuando un premio. Así, los perros pueden ladrar cuando desean entrar en casa o salir de la perrera A algunos se les enseña a ladrar al recibir la orden «ladra», para conseguir un bocadito de premio. Una de las primeras medidas a tomar cuando se trata de problemas de ladridos es averiguar si este comportamiento es una manifestación de la tendencia natural (innata) o es debido a haberlo aprendido anteriormente mediante premios.




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)






Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *