Primeros auxilios aplicados a perros


Primeros auxilios aplicados a perros

El diagnóstico de un accidentado depende en gran parte de los conocimientos que posea a este respecto la persona que preste los primeros auxilios y de la oportunidad y acierto del primer tratamiento veterinario. Puesto que la primera ayuda tan sólo en casos excepcionales es aportada por el veterinario, sigue conservando capital importancia la instrucción adecuada del propietario del animal accidentado; por eso es importante tener conocimientos básicos sobre la práctica de los primeros auxilios y observación del animal.

Nariz

Normalmente es húmeda y fresca, aunque no siempre es indicio de buena o mala salud, ya que no todas las enfermedades se exteriorizan en esa zona; por lo tanto, la nariz no es el termómetro del perro. Con fiebre la nariz se torna caliente y seca. Si se observa secreción purulenta hay que consultar con el facultativo.

Ojos

Los ojos de un perro sano son brillantes y alertas, con los párpados caídos en los ángulos, y no sobre los mismos. Si el blanco del ojo se presenta sanguinolento o se observa secreción purulenta en el saco conjuntival, o bien los párpados cubren parcialmente los ojos, puede ser indicio de alguna enfermedad; por lo que deberá consultar con un profesional.

Oídos

Si su perro tiene dolor de oídos o alguna molestia en los mismos, tratará de rascarse la oreja y sacudirá la cabeza. Límpiele muy suavemente con un trozo de algodón; si aparece sucio con cera no hay de qué preocuparse, en cambio si aparece con residuos de sangre seca, pus o suciedad puede tratarse d e alguna infección. Consulte a su veterinario.

Dentadura

La dentadura se cuida sola, pero si junta mucho sarro debe hacérselo quitar, ya que podría convertirse en un foco de infección, que el diente se afloje, y ponga en peligro a los otros; como así también ese foco podría traerle consecuencias más graves, como ser lesiones de riñón debido a la infección, y dolores de tipo reumatismal.

Patas y uñas

Las patas y uñas deben ser objeto de especial atención, ya que suelen ser asiento de hongos y eczemas. Las uñas pueden encarnarse produciendo gran dolor y heridas, por lo que deben ser cortadas y desinfectadas durante varios días, como así también las uñas quebradas accidentalmente. Si su perro renguea, revísele las patas en busca de probables espinas, cuerpos extraños, heridas (pueden ser cortaduras producidas por vidrios o piedras filosas) y observe el estado de las uñas.

Temperatura

En caso de comprobar que su perro tiene temperatura, como medida preventiva hasta la llegada del veterinario, se le dará, de acuerdo al tamaño 1/4 a 1/2 tableta de aspirina, repitiéndose la dosis hasta tres veces al día si ello fuera necesario. Como medida importante, no bañar al animal, no cansarlo ni hacerle efectuar ejercicios. Dejarlo a media dieta, vigilar su intestino y funcionamiento de riñones, color de excrementos y orina, y tener datos concretos para cuando llegue el facultativo.

Colocación del termómetro

Hacer echar al animal de lado o puede mantenerlo de pie; una vez tranquilizado, le introduce el termómetro en el recto y sin soltarlo, espera el tiempo necesario (de acuerdo a la marcación del termómetro) para retirarlo suavemente.

Durante todo este tiempo acaricie a su animal mientras le habla cariñosamente a fin de que no se inquiete. No deje más del tiempo indicado, ya que no variará la marcación, y solamente prolongará la inquietud del animal. Los termómetros de uso humano sirven a tal fin.

Temperatura normal:

cachorros 381/2 a 39

adultos 38 a 38′ / 2

Toda oscilación sobre o debajo de esta marcación debe ser consultada.

Hemorragias como consecuencia de heridas

Se desinfecta la herida al igual que en el ser humano, y si existe hemorragia, se aplicará un torniquete entre la herida y el corazón (cuando se trate de alguna extremidad). Se aplicará bastante ajustado, péro es importante ir aflojando a fin de no perjudicar la circulación del miembro y provocar una gangrena.

Para preparar un torniquete se utiliza un pedazo de lienzo o roma y con un lápiz o regla se hace el torniquete. Aplicar sobre la herida cortante, un apósito o fomento con abundante agua oxigenada (10 volúmenes).

En caso de accidente con probabilidad de fractura

Se pondrá una tabla debajo del cuerpo del animal antes de moverlo, pues en caso de existir una fractura se correría un gran riesgo de lesionar aún más al pobre animal. No levantarlo con una frazada dado que ésta al no poseer rigidez, le ocasionaría serias consecuencias.

Shock

Como consecuencia de un accidente, su perro puede estar bajo los efectos del shock. Esto se puede comprobar por la palidez de sus labios y encías. Igualmente puede ser consecuencia de una hemorragia interna. Como primer auxilio debe abrigar al animal a fin de mantenerlo caliente y que descanse. No debe suministrarle ningún medicamento ni bebida, tomo así tampoco moverse. Llame de urgencia al veterinario.

Heridas

Toda clase de heridas y lastimaduras se tratarán como en el ser humano. Se desinfecta y se vendan en lo posible. Si son muy extensas, llamar al veterinario.
Envenenamiento

Si usted cree que su perro ha ingerido veneno, debe hacerlo vomitar inmediatamente. Colóquele los dedos en la garganta bien a fondo y haciéndole cosquillas le producirá el vómito. Estando en su casa, oblíguelo a ingerir agua salada a saturación o agua con mostaza que también lo hará vomitar. Es de suma importancia que vomite el veneno. Llame de urgencia al veterinario previniéndolo que se trata de un envenenamiento. Mientras, oblíguelo a tomar leche con leche de magnesia, la que se preparará de la siguiente forma: para un perro chico, en media taza de leche mezclar una cucharada de leche de magnesia.

Insolación

Lleve a su perro a la sombra, mójele la cabeza y aplíquele una bolsa de hielo. Mientras llega el veterinario, si tiene digitalina o coramina, le hace ingerir 5 gotas en una cuchara de agua; de lo contrario 1 a 2 cucharadas de café azucarado con ‘ /2 cucharadita de cognac o bebida alcóholica fuerte.

Quemaduras

Le separa o corta el pelo alrededor de la quemadura y le aplica cualquier pomada para quemaduras de uso humano. Si se trata de quemaduras muy extensas, debe consultar con su veterinario.

Hernia umbilical

Puede suceder que al cachorro le aparezca un pequeño bulto debajo de la piel próximo al ombligo. Si al estar echado de espalda desaparece, pero una vez que se pone de pie vuelve a aparecer, se trata de una hernia umbilical la que, si bien no reviste gravedad ni es dolorosa, debe ser motivo de consulta a fin de que se le efectúe el tratamiento adecuado.

Descarga eléctrica

Puede suceder que un cachorro en su inocencia (al perro adulto ya se le enseña a no tocar los cables) comience a jugar con un cable eléctrico y recibir una fuerte descarga eléctrica, dejándolo inconsciente y adherido al cable.

Si el animal es despedido, inmediatamente practique la respiración artificial. En caso de que se encuentre adherido al cable, no toque al cachorro hasta tanto se interrumpa el paso de corriente eléctrica cerrando la llave general.

Una vez hecho esto, preste auxilio a su cachorro practicándole la respiración artificial con toda prontitud y que otra persona llame al veterinario explicándole la urgencia del caso.

Asfixia — Respiración artificial

La muerte súbita por accidente o intoxicación tiene lugar, en la mayoría de los casos por asfixia. Para vencer tal eventualidad es imprescindible una rápida intervención ya que el organismo apenas dispone de reservas de oxígeno. En caso de insuficiencia o ausencia de respiración espontánea debe ser practicada, sin pérdida de tiempo, la respiración artificial con la boca.

Se acuesta al animal, se le flexiona la cabeza hacia atrás y se presiona el maxilar inferior contra el superior (dentadura cerrada). La mano que realiza esta maniobra mantiene cerrada al mismo tiempo la boca.

El socorrista coloca su boca muy abierta pegada a la nariz del animal y sopla con fuerza. En seguida se observa la elevación del tórax, lo que constituye una señal de que el aire ha penetrado en los pulmones. A continuación se separa la boca de la nariz y se hace que el animal expulse pasivamente el aire, siempre con la cabeza flexionada hacia atrás y con la mandíbula cerrada. Si tiene cierto recelo por poner su boca sobre la nariz del animal, un pañuelo interpuesto sirve a la perfección. En los casos favorables, con frecuencia se recupera la actividad respiratoria espontáneamente al cabo de 1 a 2 minutos, pero de no ser así, se debe continuar por un tiempo prudencial.

Este método se aplica igualmente a los seres humanos.

Resfrios y sus consecuencias

Su perro puede resfriarse, toser, estornudar y dolerle la garganta. Al igual que el ser humano, está propenso a la congestión pulmonar, neumonía, bronquitis y otras complicaciones. Presérvelo de las corrientes, lugares húmedos, cambios bruscos de temperatura. Si Io nota decaído, afiebrado y con alguno de los síntomas mencionados, hágalo atender. Si está resfriado usará la lengua en forma continua para limpiarse la nariz, siendo éste un síntoma muy notorio.

Diarreas

Frecuentemente es necesario tratar las diarreas de nuestro animal’ con urgencia antes de poder determinar la etiología de la infección, llegando en algunos casos a deshidratarse o debilitarse en forma alarmante. Deje a su perro completamente en ayunas, dele agua de arroz y llame a su veterinario.

Una vez detenida, se tratará de ver mediante análisis de materias fecales la causa que la provocara para así tratar al causante del mal. Observe su color, si la misma se presenta sanguinolenta, a fin de poder suministrar datos al facultativo.

Análisis de materia fecal

Conviene recoger la de todo el día, o sea las deposiciones de la mañana, tarde y noche (si acostumbra a desocuparse varias veces)), de lo contrario, la de la mañana. Colocar en un frasco limpio bien tapado y llevar para su análisis completo.

Análisis de orina

Para efectuar un análisis de orina, en el momento en que el animal se dispone a orinar, se coloca suavemente un recipiente (de acuerdo a su tamaño) debajo, a fin de recoger el orin. Es muy importante esperar a que comience a orinar ya que si coloca el recipiente antes, inhibirá al animal.

Otra manera consiste en dejar que orine sobre las baldosas del baño o patio y con un trozo de algodón hidrófilo recoger el orin para verterlo en un frasco limpio. También puede recogerse con una jeringa para aplicar inyecciones.

Picaduras de abejas y avispas

Si el animal que ha sido picado por una abeja o avispa, presenta una reacción de tipo anafiláctico, que se manifiesta por el levantamiento de la piel en forma que llama la atención, como primera medida, se le dejará a dieta y se le dará algún antihistamínico. Si la hinchazón de la zona persiste, se repetirá el medicamento a las 3 o 4 horas. Los lugares más comunes donde suelen picar las abejas o avispas son la nariz y alrededor de la boca.

Picaduras de moscas

Con la llegada del calor se presenta el problema de las moscas que atacan a los perros, produciéndoles verdaderas lesiones en las orejas. Como primer medida, en el ambiente o lugar donde se encuentra el animal, debe de haber mucha limpieza y desinfección. No deben quedar nunca restos de comida en la proximidad de caniles, pues ello atrae a las moscas. Para evitar y curar las lesiones que producen, poner pomadas a base de gamexane y cicatrizantes.

Gusanera

Toda medida que se tome para evitar la presencia de moscas va en beneficio del animal, ya que si una sola de ellas deposita los huevos sobre alguna lesión de la piel se podrá formar una gusanera, lesión muy dolorosa por la hinchazón local, infección y herida que se forma al ubicarse las larvas o gusanos en canales subcutáneos y zonas musculares que al crecer y aumentar de tamaño a costa del medio en que se hallen, producen en el perro molestias dolorosas que hacen que quiera morderse y rascarse la zona afectada. Consultar con el veterinario.

Glándula perianal

El ano, es el orificio final del tubo gástrico intestinal, el que en circunstancias normales está constantemente cerrado por medio de un anillo de músculos que se conoce con el nombre de esfínter anal.. Cuando se encuentra distendido se pueden ver dos pequeños orificios del tamaño de una cabeza de alfiler que se comunican con dos pequeñas glándulas de forma ovalada hacia la parte interna y de /4 a /2 cm. de largo en estado normal.

En éstas se deposita un líquido grumoso blanco grisáceo y de un olor característico. Estas glándulas se vacían en forma regular y para ello basta la presión que sobre ellas ejerce la materia fecal en el momento de desocuparse el animal.

Si sobreviene un accidente por diferentes causas, como ser diarreas, constipación, infecciones diversas; y las mismas se infectan o extrangulan, puede acarrear al animal consecuencias graves. Un tratamiento a tiempo cura al animal sin mayores incomodidades, pero, si el mismo es descuidado podría dar lugar a una intervención quirúrgica la que a su vez trae aparejado algunos inconvenientes serios. En caso de que note que el animal se arrastra sobre el tren trasero, un aumento de tamaño y/o despide un fuerte olor de la zona, debe ser motivo de una revisación por parte del veterinario. El dolor puede ser muy intenso y el animal comportarse en forma agresiva, como así también podrá presentar una constipación refleja.

Corazón

Las enfermedades del corazón son más frecuentes de lo que se supone y más peligrosas, porque pasan desapercibidas hasta que hacen crisis. Si su perro es adulto y lo nota con dificultad para respirar, decaído y sin apetito, consulte con su veterinario. Mientras, no le exija esfuerzos de ningún tipo, descarte las salidas con mal tiempo, las carreras y largas permanencias bajo el sol.

Raquitismo

Si su cachorro que ha nacido normal, a los pocos días presenta evidentes síntomas de raquitismo, hágalo atender de inmediato. Al igual que en el niño, con un tratamiento adecuado se puede curar.

Experimentalmente se ha podido demostrar la influencia de la falta de sol en la etiología del raquitismo, sometiéndose a varios perros a un mismo régimen alimenticio pero, manteniendo a un grupo de ellos en la oscuridad mientras que el otro grupo era expuesto a la luz solar durante todo el día. De esta forma al cabo de seis semanas, los primeros se volvían raquíticos mientras los del segundo grupo permanecían perfectamente sanos; quedando así establecido que la falta o escasez de luz solar aún en niños o animales muy bien alimentados, puede traer corno consecuencia el raquitismo.

Pérdida de resistencia orgánica

Si su perro presenta evidentes síntomas de vejez prematura, consulte con su veterinario, ya que por razones de enfermedad, de estados carenciales de alimentación, de fatiga o de vejez el organismo de su animal ha perdido la energía vital capaz de efectuar la plasmatización normal y la adaptación de la energía vital que aportan los alimentos, produciéndose la desvitalización o pérdida de resistencia orgánica. En estos casos el facultativo podrá disponer de los mismos medicamentos usados en medicina humana geriátrica, que establecen por su inoculación un aporte de energía vital, empleándose ya en medicina veterinaria con óptimos resultados.

Parásito Tenia Echinococcus

Si usted vive en el campo, cuide a su perro que no coma vísceras de animales enfermos ni carnes que no hayan pasado por el control de la Inspección Veterinaria. Comiendo las mismas, podría contaminarse con el parásito Tenia Echinococcus, el que una vez ingerido parasita en el intestino del perro, y al ser expulsado al exterior por medio de las heces, son fuente de contaminación equinococócica en el hombre, provocando la tan grave enfermedad denominada quiste Hidatídico.

Psicosis maternal

En las perras, pueden aparecer unos bultos en las mamas que pueden ser simples quistes debido a retención de leche, no obstante la perra no estar servida ni haber tenido cachorros. Puede suceder que, después del celo a los dos meses, aparezca un desarreglo hormonal que se manifiesta con una serie de síntomas raros. Se inflaman las mamas y aparece una secreción de leche. El animal presenta lo que se llama una “Psicosis maternal”, llegando en algunos casos a hacer nido como si realmente tuviera cría, y hasta llevar objetos que son comunes en las casas como ser zapatos, trapos, etc., a efecto de cuidarlos como si fueran cachorros. En casos así consultar al veterinario.

Cáncer

Al igual que los seres humanos, los perros no escapan a las consecuencias del cáncer, siendo esta enfermedad casi siempre mortal.

Cuando note en su perro algún bulto, quiste o tumor en cualquier parte del cuerpo, deberá consultar con su veterinario. Igualmente si el animal adelgaza sin causa aparente, cambia repentinamente su carácter, llora o se queja ‘sin motivo a la vista. Sus localizaciones son las mismas que en el ser humano y existen diversos tratamientos para detener el curso de la enfermedad.

No debe descuidársela.

Vendajes

El vendaje generalmente se utiliza poco en el animal, ya que por tratarse de un elemento extraño, inquieta y molesta al mismo, el que tratará de quitárselo pudiendo determinar que la herida se abra aún mas.

Para los casos en los cuales el vendaje deba realizarse: si se trata de la cabeza, luego de aplicado el vendaje sobre la herida, se prepara con un pedazo de lienzo o sábana limpios como una boina que se atará con 2 tiras por debajo de la mandíbula y luego alrededor del cuello, conjuntamente con 2 tiras que sujetarán la boina hacia atrás.

Si se trata de las patas, se prepara como si fuera una bolsita con un cordón alrededor de la boca, a fin de que una vez colocado (como si fuera una media), se pueda ajustar y atar alrededor de la pata.

Tratándose del lomo o zona abdominal, con un pedazo de lienzo se mide la parte a cubrir, un poco más grande, se le coloca una pechera y 2 tiras a cada lado para así atarlas debajo del vientre o viceversa. Con un poco de habilidad se puede idear vendajes de acuerdo a las necesidades del momento.
Una vez colocados, se le debe enseñar a que no los toque.

Importante

Hasta ahora se han dado algunas nociones sobre primeros auxilios, pero es de gran importancia considerar que, si hay hombres que han estudiado para recibirse de médicos veterinarios, son ellos solamente los que deben atender a nuestros perros, pese a que nos creamos capacitados para hacerlo nosotros mismos.

Existen enfermedades en los canes que por su similitud de síntomas, pasarían desapercibidas para nosotros los neófitos y no para el profesional. Recuérdelo siempre.




Califica este Artículo:
5 / 5 (4 votos)






Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *