Preparación previa del Cocker Spaniel antes de ser parte de la familia


Al preparar la llegada del cachorro probablemente lo más importante de todo es averiguar del vendedor cómo se ha estado manteniendo. ¿Qué marca de comida se le ha estado ofreciendo? ¿Cuándo y con qué frecuencia se le ha estado suministrando? ¿Ha sido adiestrado?, y sí es así ¿qué método se empleó? Trata de proseguir cualquier rutina iniciada por la persona a quien le compraste el cachorro y luego gradualmente puedes ir haciendo los cambios de acuerdo con tu propio estilo. Por ejemplo, si a tu cachorro se le ha acostumbrado al papel, almacena periódicos, y coloca éstos en un lugar elegido para que él aprenda a utilizar ese lugar a manera de «cuarto de aseo». Provéete de alguna cantidad del alimento a que esté acostumbrado ya que un cambio brusco de alimentación le podría provocar trastornos digestivos.

Otro punto a considerar es el lugar de estar y de dormir. Proporciónale una cama adecuada y sitúala en un lugar cómodo y agradable de forma que cuando le apetezca descabezar un sueño sepa dónde retirarse. Se necesita también un collar o un arnés, una correa y un objeto para morder que presente seguridad (como por ejemplo, Nylabone o Gumabone) y algunos útiles de aseo. También se necesita un par de platos fuertes; uno para la comida y otro para el agua con los que se prepara el «comedor».




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)






Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *