Peligros para el perro en la casa


Hay numerosos productos domésticos que pueden ser fatales si los ingiere tu perro. Entre éstos están los raticidas, anticongelantes, ácido bórico, jabón, detergentes, insecticidas, naftalina, enseres de limpieza, lejía, pulimentos, desinfectantes, pinturas y barnices, acetona, aguarrás, e incluso medicamentos y productos de belleza si se toman en cantidad suficiente. Una advertencia puede ser suficiente: cuantas cosas mantengas cerradas fuera del alcance de un niño de dos años también debes mantenerlas fuera del alcance de un perro.

Aún hay otras cosas en las que se puede ocultar un peligro, como son las plantas domésticas, que muchas de ellas son venenosas aun tomando pequeña cantidad. En las casas y jardines hay centenares de plantas venenosas entre las que están la hiedra, ciclamen, lirio de los valles, rododendro, bulbos de tulipán, azalea, vistaria, muérdago, narciso, estramonio, etc… no los podemos citar todos. Por ejemplo, las hojas de ruibarbo crudas o cocidas pueden conducir a la muerte o a convulsiones violentas. Los melocotoneros, saucos y cerezos pueden producir envenenamiento si se consumen sus semillas.

También hay insectos venenosos rara los perros como lo son las cucarachas, arañas, moscas y mariposas, los sapos y ranas exudan un fluido que puede irritar la boca del perro, e incluso matarlo si muerde demasiado fuerte. Se han dado casos de perros envenenados con nicotina si se han tomado el contenido de un cenicero que algún llenador descuidado ha dejado en la mesita del café. Tampoco hay que dejar a su alcance clavos, grapas, agujas ur otros objetos punzantes ni dejarle lunar con bolas de plástico que podrían asfixiarle. Desenchufa, suprime o cubre cualquier dispositivo o cable eléctrico de las cercanías del perro. Si muerde algún cable con tensión puede sufrir quemaduras serias o morir. Recuerda (pie un gramo de prevención vale lo elige! un kilo de seguridad: debe mantenerse alejado del animal todo objeto peligroso.




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)






Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *