Nutrientes necesarios para gatos


Nutrientes necesarios para gatos

Sea cual sea el tipo de alimento que le proporcione a su gato, (como los que adquiere en las tiendas especializadas, o si decide preparar productos caseros), hay elementos básicos que no deben faltar en su dieta: los nutrientes.

Las proteínas

Son fundamentales para el crecimiento, para una buena musculatura y para su capacidad de reproducción. También son su fuente de energía y le dan al pelo el brillo y textura que debe presentar.

Las encontramos en la carne, el huevo, la leche y sus derivados y en el pescado. Su porcentaje representa entre un 25 y un 35% de la dieta.

La grasa

Es una fuente de calorías indispensable. Para el manto de pelo son de gran importancia. Se encuentran en los aceites de origen vegetal y animal. Su porcentaje oscila entre el 15-35% de la alimentación.

La fibra

Es esencial para un buen funcionamiento del tránsito intestinal. Proviene de la pulpa de la betarraga, del maíz, etc. Existen dietas especiales con un alto contenido en fibra para aquellos gatos que muestren dificultad en el tránsito intestinal o para bajar un poco de peso.

Los hidratos de carbono

Son peor tolerados por los gatos si no están bien cocidos y en las dietas aparecen en su justa medida. Los proporcionan la patata, el arroz y el maíz. Constituyen a la vez una buena fuente de energía y una ayuda en el control de la buena salud intestinal.

Los minerales y vitaminas

Son necesarios en muchas funciones vitales como el buen funcionamiento de los músculos, el esqueleto, los órganos en general y el sistema nervioso. Dentro de éstos encontramos el calcio, el fósforo, el potasio y todas las vitaminas de grupos A, B y C.

Los oligoelementos

Como el cobre, el zinc, el magnesio, etc., también deben estar incluidos en la dieta para que la alimentación sea completa de verdad.

Todos estos elementos conformarán una buena alimentación, de ahí la importancia de dar al gato alimentos ya preparados y de buena calidad.

Los gatos requieren muchas proteínas por su condición de carnívoros y los déficits en éstas provocan alteraciones en su esqueleto, manto o en cualquier otro sistema orgánico.

Así, por ejemplo, la carencia de Taurina, un aminoácido esencial para el gato, provoca alteraciones cardíacas y oculares.

Si nosotros quisiéramos cocinar una ración diaria para nuestro gato, vamos a tener en cuenta todos los ingredientes mencionados y deberemos controlar tanto las proporciones como la calidad del alimento final.

La importancia del agua

A los gatos no se les conoce como buenos bebedores por lo general, aunque la verdad es que les encanta el agua que sale de los caños y de las fuentes, sobre todo si está fresca.

El agua es una parte fundamental en su dieta, ya que como ésta debe ser muy proteica, consumir agua les evita problemas urinarios en un futuro.

Proporcione agua fresca a diario en un recipiente limpio. A muchos gatos les resulta más apetitosa si está en recipiente de cristal.

Si la alimentación de nuestro gato es húmeda, requerirá menos agua en su dieta diaria y teniendo en cuenta que no eliminan agua en tanta cantidad como nosotros (sudoración, por ejemplo), aunque los veamos beber poco, no hay que preocuparse en exceso.

Cuando los gatos lactantes pasan a una alimentación seca, sí que requieren beber más, y, de hecho, beberán más que cuando sean adultos. Una vez pasada la etapa de lactancia, no requieren aporte especial de leche.

 




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)






Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *