Mordisco y quejidos del perro Bulldog


Mordiscos del perro Bulldog

A medida que a los cachorros les empiezan a salir los dientes sienten la necesidad de hincarlos sobre cualquier cosa esté a su alcance. Desgraciadamente, esto incluye sus dedos de la mano, brazoz y dedos del pie. Quizás encuentre usted esta conducta divertida durante primeros cinco segundos… hasta que sienta lo afilados que son sus dientes.  Es algo que deberá cortar de inmediato y constantemente con un “No” firme (o con la cantidad de “Noes” necesarioss para que entienda que no debe hacer esto).

A continuación sustituya su dedo por un juguete para morder adecuado. Aunque esta conducta es meramente molesta cuando el perro es joven, puede volverse peligrosa a medida que los dientes de adulto de su Bulldog crezcan y que sus mandíbulas se desarrollen, si continúa pensando que está bien mordisquear los apéndices humanos. Su Bulldog no pretende hacer ningún daño con un mordisco amistoso, pero al mismo tiempo no es consciente de su propia fuerza.

Quejidos y Lloriqueos del perro Bulldog

Frecuentemente su cachorro llorará, se quejará, lloriqueará, aullará u organizará algún tipo de alboroto cuando se le deje solo. Ésta es, básicamente, su forma de llamar la atención, para asegurarse de hacerle saber que él está ahí y que usted no se ha olvidado de él. Se siente inseguro cuando le dejan solo, cuando usted está fuera de casa y él se halla en su jaula, o cuando usted está en otra parte de la casa y él no puede verle. El ruido que hace es una manera de expresar la ansiedad que siente, así que necesita que le enseñen que quedarse solo no es un problema. De hecho no está usted adiestrando al perro para que pare de hacer ruido: le está enseñando a que se sienta cómodo cuando se quede solo y de esta manera está eliminando la necesidad que él tiene de hacer ese ruido. Aquí es donde la jaula con un lecho cómodo y con uno de sus juguetes para morder favoritos resulta útil.

Usted quiere saber que él estará seguro cuando no esté para supervisarle, y sabe que él est más seguro en su jaula que paseando brevemente por toda la casa. Para que cachorro esté en su jaula sin armar escándalo necesita sentirse cómodo dentro de ella. En este aspecto, es extremadamente importante que no sea usa nunca como una forma de castigo, o cachorro establecerá una asociación negativa con la jaula.

Acostúmbrele a la jaula con intervalos cortos y gradualmente crecientes tiempo, durante los cuales le meterá usted en ella, quizás con una recompesa y estará en la habitación con él. Si llora o arma escándalo, no vaya hacia él, quédese simplemente donde pueda verle. Gradualmente el cachorro se dará cuenta de que está bien estar en la jaula sin su ayuda, y así no le será tan traumático cuando usted no esté cerca. Quizá querra dejar la radio encendida a volumen bajo cuando salga de casa: el sonido las voces humanas puede serle reconfortante.




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *