Los sacos anales de los Beagles


Los sacos anales, algunas veces denominados glándulas anales, están localizados en la musculatura del esfinter anal, uno a cada lado. Cada uno vacía en el recto a través de un pequeño conducto. Ocasionalmente su secreción se vuelve espesa y se acumula, de forma que se pueden apreciar dichas estructuras desde el exterior.

Si su Beagle arrastra el tercio posterior por el suelo, o se lame la zona anal, puede que sea necesario vaciar las glándulas anales. La forma de vaciarlas es sujetando la cola y hacer presión adentro y hacia el ano. Las secreciones de los sacos anales son característicamente malolientes , y si no se tiene cuidado, podría ser salpicado. Los veterinarios suelen hacerse cargo de vaciarlas durante las visitas regulares y demostrar la forma más limpia de hacerlo.




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)






Un comentario en Los sacos anales de los Beagles

  1. valeriis Dice:

    yo requiero alos beagles son relindos yo tengo uno y lo amooooooo muchisiiimo no al maltrato canino ellos no tienen la culpa de lo que hacen ellos no saben que eso no se debe de hacer amemos a nuestros beagles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *