Los periquitos diluídos o de colores poco comunes


Los periquitos diluídos o de colores poco comunes

Bajo esta denominación genérica se conocen los ejemplares que se distinguen por un grado variable de disolución de la melanina y el color lipocrómico.

Todos los diluidos se caracterizan por un factor común: la dilución melánica y la lipocrómica coinciden; cuando más marcado es el dibujo, más brillante el color y viceversa.

Ha de ser muy evidente el contraste alas/ cuerpo.

El Ala Clara

Las alas de estos ejemplares son amarillas o blancas, con marcas gris claro; la coloración es brillante, las timoneras centrales son azules y las marcas de la mejilla violetas.

Estas marcas son grises en las alas claras de factor gris. La tonalidad de color es apenas algo más clara de aquella en la que el factor está inmerso.

El comportamiento genético es recesivo.

Para obtener ejemplares de un cierto valor competitivo se aconseja el acoplamiento del portador común x portador común, o bien portador común x ala clara puro; acoplando en pureza, se obtienen en cambio varios descendientes morfológicamente carentes.

El Ala Gris

Los puntos del cuello y las ondulaciones son de color gris humo, la coloración es opaca, desteñida, y las manchas de la cara de color violeta pálido; en los sujetos de factor gris las manchas de la cara son en cambio gris ceniza.

También el ala gris presenta con frecuencia carencias morfológicas que desaconsejan su reproducción en pureza, mientras que se encuentran ventajas en el acoplamiento ala gris x portador común.

El Factor INO

Es característica de esta mutación la desaparición completa de la melanina negra del plumaje, lo cual determina la coloración amarilla de las zonas del cuerpo normalmente verdes, mientras que las azules se transforman en blancas.

El Lutino

Esta es una de las variedades más buscadas. Surgió en 1936 a raíz de unas mutaciones. El lutino es un periquito totalmente amarillo, con los ojos rojos y el iris claro, en el cual la desaparición de la melanina ha eliminado toda traza de dibujo; las manchas de la cara, las alas y la cola son blancas, mientras que las patas son de color carne. Además, la cera de los machos es rosa. Entre las tonalidades de color se distinguen el claro (amarillo paja), el medio (amarillo radúnculo) y el oscuro (amarillo oro).

Genéticamente está ligado al sexo y el mejor acoplamiento es puro x puro, preferible a lugino oscuro x lutino medio. El peor defecto que se puede encontrar en los lutinos es la presencia de trazas de dibujo en las alas y matices verdosos en el vientre. Para evitar que esto suceda, se desaconseja el acoplamiento con otros tipos que no sean lutino. Si con el paso del tiempo se observa una disminución de la talla o del tamaño de la cabeza, se procederá al acoplamiento con un verde óptimo, mucho mejor si es opalino de tono oscuro; no deberá insistirse demasiado en este tipo de unión para no aumentar el riesgo de ver aparecer las manchas indeseadas.

El Marfil

Con la introducción del factor cara amarilla en el albino se obtienen ejemplares de una variedad llamada marfil, que se distingue por un matiz amarillo marfil ligero y uniforme. La mejor forma de obtener estos ejemplares es apareando una hembra de cara amarilla con un macho albino. De este modo se obtienen hembras marfil en la primera generación, pero para conseguir obtener ejemplares marfil típicos y con óptimas características morfológicas hay que armarse de mucha paciencia y constancia, porque muchas veces los matices son muy variables y poco uniformes.

El Albino

La aparición de esta variedad fue casi contemporánea a la del lutino, del cual se diferencia por ser un animal completamente blanco puro en lugar de amarillo; también en este caso los ojos son rojos. En cambio, no pueden distinguirse tonalidades de color. Nuevamente se trata de una mutación ligada al sexo que presenta los mismos defectos que el lutino, con la única diferencia de que los matices indeseables son azules en lugar de verdes. Los acoplamientos aconsejados para obtener albinos de buena calidad son macho albino x hembra gris o macho gris/INO x hembra albina.

Los albinos muchas veces no tienen una buena estructura de plumaje, que se presenta áspero y falto de brillo. Entonces es muy oportuno el acoplamiento con el canela, que en cambio posee un plumaje sedoso y brillante.

El Ala de Encaje

Es un factor que actúa de forma parecida al factor INO, pero su acción es más débil y por tanto la ausencia de la melanina del plumaje no es completa, sino sólo parcial; en cada una de las plumas, provistas normalmente de dibujo, deja un núcleo central formado por melanina diluida de color moreno. El efecto de esta acción es bastante agradable y proporciona una coloración general del cuerpo amarilla o blanca, con un dibujo formado por ligeras marcas redondeadas, discontinuas y simétricas de color moreno. En estos ejemplares los ojos son rojos y la cera de los machos es rosa. Pueden distinguirse las tonalidades clara, media y oscura, pero sólo en la serie amarilla.

Se trata de una mutación ligada al sexo y aparecida en 1950. Se aconseja la formación de las parejas según lo sugerido para el caso de los albinos, usando abundantemente el gris y el gris/verde. Se puede insertar en todos los tipos.

El Ala Perlada

Se trata también de una mutación muy reciente y aún no muy difundida. Las manchas de las alas tienen el núcleo central sin color y conservan solamente un delgado borde oxidado. También las manchas del cuello carecen en el centro de melanina, mientras que el color general es brillante. El dibujo debido a la melanina está constituido por una serie de orlas oscuras con el centreo claro, blanco o amarillo. Es un factor dominante, pero dado su reciente descubrimiento todavía no pueden aconsejarse determinados acoplamientos.




Califica este Artículo:
4 / 5 (2 votos)






Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *