La salud de un Beagle


Conocemos a nuestros animales de compañía, su comportamiento y sus costumbres, por tanto sabemos reconocer cuándo nuestro Beagle no se encuentra bien. Los signos de enfermedad pueden ser muy obvios o muy sutiles. Como cualquier madre puede corroborar, el diagnóstico y el tratamiento de una enfermedad requiere sentido común y saber cuándo se han de utilizar remedios caseros y cuándo llamar al médico… o al veterinario, según el caso.

Su veterinario, como usted ya sabe, es el mejor amigo de su Beagle, después de usted. Vale la pena ser exigente a la hora de elegir su veterinario. Consulte con sus amigos que tengan perros. Visite a más de un veterinario antes de hacer su elección definitiva. Fíese de su intuición. Seleccione a uno inteligente y atento, que conozca a los Beagles y le gusten.

El acicalado influye en la buena salud. El pelaje del Beagle es doble y de longitud media. La densa capa exterior mejora con un cepillado regular para mantener su apariencia limpia y brillante. El cepillado estimula los aceites naturales de la capa y también elimina los pelos muertos. Los Beagles mudan cada temporada, lo cual significa que su subcapa (un pelo suave y blanco) es expulsada por la nueva capa. Un cepillo con cerdas de tipo medio es todo lo que se necesita para asear a esta preciosa raza de perros.




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)






Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *