La jaula para el Cocker Spaniel


Aun cuando muchos amantes de los perros tiemblan ante la mera mención de la palabra «jaula» pensando que es una prisión o forma cruel de confina, miento, esta pieza del equipo puede ser muy útil tanto para los cachorros como para los perros adultos.

Si bien puedes estimar a tu perro hasta un grado extraordinario puedes no desear que corretee libremente por toda la casa, especialmente cuando tí no estás y no puedes vigilarlo. Si se usa adecuadamente, una jaula puede limitar al animal cuando no sea conveniente que merodee por todas partes por ejemplo cuando hay invitados, visitas o durante las comidas.

Muchos propietarios de perros que originariamente tenían aversión a encerrarlos han obtenido un gran éxito a utilizarlas. La jaula por sí misma sirve de cama, supuesto que esté equipado para el uso, o se puede emplear como caseta de interior. No todos los perros aceptan ser enjaulados o confinado: durante unos períodos cortos, por lo que hay que buscar otros procedimientos de limitación. Pero para los que se conforman en pasar ratos en esas estructuras, las jaulas pueden resultas útiles de varias formas. Puede confinarse al animal durante unas pocas horas mientras estás fuera de casa o en el trabajo, o puedes llevar al perro contigo en el coche si vas de viaje o de vacaciones. También es muy adecuada para llevar un perro enfermo al veterinario.

La mayor parte de las jaulas son de alambre fuerte o de plástico, y algunos modelos plegables se pueden almacenar convenientemente o doblarse de forma que se pueden llevar fácilmente de una u otra habitación o desde el interior de la casa al patio en los días soleados, y si acostumbras a tu perro o cachorro a su jaula dejando la puerta abierta y dejando en su interior alguno de sus juguetes favoritos, no tardará en ver su jaula como su propio puerto. Al igual que la cama, la jaula debe colocarse en lugar seco, caliente y libre de corrientes de aire. Abstente de poner en su interior la comida y el agua, pues esto sólo sirve para mermar espacio y dar ocasión de que se derramen.

Si necesitas confinar al cachorro para que no corneta travesuras mientras no estás en casa, no dejes de tener en cuenta las necesidades del perro en todo momento, y para ello elige una jaula grande en donde el animal pueda estar de pie y girarse cómodamente. Bajo este punto de vista, de hecho es preferible que sea grande. Nunca hay que dejar encerrado al animal durante más de unas pocas horas sin dejarlo salir para que haga ejercicio, juegue y si es preciso haga sus necesidades. En ningún caso hay que dejarlo, por ejemplo diez horas, salvo que se deje abierta la puerta de forma que pueda salir para comer y beber y desperezarse un poco. Si son necesarios confinamientos más prolongados debe dejarse la jaula sin cerrar en una zona de la casa o apartamento.

Las jaulas han sido la solución para muchos dueños enfrentados al dilema de: o deshacerse de un perro conflictivo o bien seguir viviendo con él a pesar de sus malos hábitos.

Las personas que no tienen tiempo o paciencia para enseñar a sus perros a modificar sus malas costumbres, pueden dejarlos enjaulados durante el tiempo en que no pueden estar para vigilarlos. Mientras se use de una forma humana, no dejando confinado al perro más de unas pocas horas cada vez, la jaula puede influir en la vida del dueño. Incidentalmente, los perros de exhibición aprenden desde muy jóvenes a pasar mucho tiempo entrando y saliendo de la jaula mientras están en el certamen. Muchas celebridades caninas se mantienen en la jaula hasta que son llamados, estando muchas horas encerrados en y para el certamen.




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)






Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *