La cama del Cocker Spaniel


Al preparar la llegada del cachorro se recomienda que haya una cama esperándolo de forma que encuentre un lugar donde dormir y descansar. Si ya has previsto su propia cama o cesto asegúrate de que esté situada en un punto caliente, seco y libre de corrientes de aire, que esté próximo al centro de actividad de la familia, pero al mismo tiempo separado de ella. Abstente de situar su cama junto a los platos de la comida y del agua así como de su zona de higiene.

Puedes querer darle al cachorro algo en que acomodarse tal como una toalla, una manta o una prenda de ropa vieja. Algunos perros muerden su cama, pero se puede desviar fácilmente esta energía hacia objetivos más constructivos simplemente suministrándole algunos juguetes de nylon. Los comercios especializados ofrecen variedad de camas junto con otras cosas que puedas necesitar para el cachorro: escoge una cama que sea amplia, cómoda y fácil de limpiar, recordando que probablemente tendrás que reemplazar la cama pequeña por otra mayor al hacerse adulto el animal. No olvides limpiar y desinfectar la cama y toda la zona del dormitorio de vez en cuando, pues se pueden convertir en campo de cultivo de parásitos, pulgas, piojos, ácaros y otros.




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)






Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *