Gato Siamés


Gato Siamés

Origen

Esta raza es el resultado de una mutación, que logró fijar los puntos -marcas oscuras- en las extremidades del cuerpo y cabeza.

Oriundo de Tailandia, se le llama siamés porque lo criaba una familia real de Siam, como era llamado antes este país.

Los gatos siameses eran parte de los funerales de los reyes tailandeses. Los colocaban en la tumba donde había un orificio y cuando salían se decía que el alma del rey estaba en el siamés.

Después lo llevaban a la coronación del nuevo rey, porque según sus creencias así el anterior presenciaba ese momento y transmitía su sabiduría.

Este gato no se vendía y mucho menos se permitía que saliera del país, sólo se regalaba y vivía en los palacios y templos budistas.

Es un animal de compañía por excelencia. Esta raza recién salió de Tailandia con los ingleses y se dispersó por todo el mundo.

Características

Su cabeza es larga y angulada con el cráneo aplanado, de perfil no se debe notar abultamiento sobre los ojos ni debe existir depresión en la nariz.

Las orejas son bastante largas, anchas en la base y puntiagudas.

Sus ojos tienen forma de almendra, son de color azul, brillante y de tamaño medio, sesgados hacia la nariz sin llegar a ser bizcos.

Su nariz es larga y recta y su hocico es fino y angulado. Es un gato de tamaño mediano, delicado, largo y esbelto, con músculos firmes.

Su cuello también es largo y esbelto al igual que sus extremidades y sus pies son delicados, pequeños y ovalados. La cola es delgada, larga y afilada en la punta.

Cuando nacen, los cachorros son de color crema sólido y tienen la nariz rosa, pero cuando abren los ojos comienzan a aparecer los puntos. Generalmente nacen cinco gatitos, de los cuales, tres son machos y dos hembras.

Los colores de la raza son: punto foca, punto chocolate, punto azul y punto lila.

El gato azul tiene los ojos azules como porcelana y su pelaje es de color blanco brillante, con sombras sobre la espalda un poco más oscuras.

El gato punto chocolate también tiene los ojos color azul porcelana y el cuerpo es café con leche con puntos más oscuros en las orejas, miembros, pies, cola y alrededor de los ojos como máscara. Su pelaje es de color marfil.

Es agresivo con otros gatos. Las hembras son muy maternales con sus cachorros.

Desarrolla un gran sentido de responsabilidad al defender su hogar, pero necesita acostumbrarse a la compañía de otros animales a edad temprana. Son muy cariñosos y les encanta sentirse parte de familia.

Son muy inteligentes y les gusta jugar en compañía de su dueño. Demuestra su cariño restregando su cuerpo y durmiendo junto a su dueño.

Las hembras alcanzan más pronto la madurez sexual, que los machos, presentándose a los seis meses de edad. Es importante que ésta no se cruce, hasta los catorce meses de edad, dado que no se desarrollará físicamente por completo. Después del primer parto se aconseja esterilizarlas.

Es recomendable castrar a los machos a los ocho meses de edad, si no se piensa dedicarlos a la reproducción, con el fin de evitar que rocíe la casa con su orina al marcar territorio. La castración no cambiará en lo más mínimo su comportamiento, pero lo mantendrá tranquilo y dentro de la casa.

Estos gatos cambian de pelo durante todo el año, por lo que se recomienda un cepillado continuo, para que no esparza pelusa por los muebles y para que al acicalarse no trague tanto pelo lo que le puede provocar alteraciones gastrointestinales graves.




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)






Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *