Enséñale a tu loro a hablar


Enseñale a tu loro a hablar

Lo primero es acostumbrarlo al entorno del que se va a rodear (ruidos, personas, etc.). Una vez que este comodo su seguridad aumentara de forma considerable y estará dispuesto a trabajar.

Esta es la forma más sencilla de comenzar, porque ve a su dueño como candidatos a su grupo, ya que no son agresivos contra él.

Hay que situar al animal en un lugar de nuestra casa que sea tranquilo pero a la vez transitado y a una altura que le de seguridad, como por ejemplo, a la altura de nuestra vista.

No lo agobies ni dejes que la gente se amontone a su alrededor esperando a que diga o haga algo, porque, entonces, decidirá no formar parte de ese grupo en el que estamos.

Cuando mejor aprenden es en la infancia. Así, se empiezan a acostumbrar y lo toman como parte de su vida cotidiana. Si tienes un ejemplar mayor hay que averiguar si ha sido entrenado antes.

Se debe conseguir que el loro te vea como a un semejante. Un buen truco es suministrarle una dieta similar a la de los seres humanos. El loro asimila la especie a la que pertenece en sus primeros días de vida, por lo que el contacto humano es muy importante.

Antes de iniciarla enseñanza tienes que prepararte y tener paciencia. Lo más difícil quizá será que aprenda la primera palabra: puede tardar días, semanas, meses o incluso, puede darse el caso de que nunca llegue a hablar.

Para que aprenda una palabra tienes que repetírsela diariamente. Al principio, cada clase durará una media de diez minutos, para que no se aburra.

Trata a tu ave como si estuvieses con un niño, insiste en las frases sencillas o en los objetos que normalmente le llaman la atención, así aprenderá más rápido. No olvides premiarle con una recompensa.

La siguiente fase es que la persona pase de forma continuada por delante de él y le dedique unas palabras en un tono que no sea muy alto para que no se asuste.

Una vez adaptado a esto, damos paso a la atención. Si vemos que no articula palabra, nos fijaremos en cuál es su comida favorita y se la daremos hasta que la coja de nuestra propia mano como signo de confianza.

Una vez conseguida esa familiaridad, es más fácil lograr que hable, pero como en todo, requiere su tiempo.

Estas seran las pautas paso a paso para que tus esfuerzos den su fruto:

  • No le enseñes a silbar sin que antes haya aprendido a hablar.
  • La primera palabra que suelen aprender es «Hola». Es una palabra corta que no tendrá problema en repetirla.
  • Tienes que elegir el momento en el que ponga en ti toda su atención, porque si no te escucha es trabajo perdido.
  • Hay que dedicarles entre 10 y 15 minutos por lo menos dos veces al día, aunque para los más grandes, habrá que aumentar el tiempo.
  • Es preferible utilizar la misma palabra base para cada cosa, así la asociará de forma sencilla. Por ejemplo, asociar la comida con la palabra quiero, así la palabra base ya la tiene, luego añadimos pera, manzana, etc.
  • Las frases específicas se enseñan cuando el ave alcance un estado más expresivo.
  • No hay que enseñarle demasiadas frases a la vez porque se puede agobiar y puede confundir las entonaciones de cada una. Es mejor ir enseñándole las secuencias con la misma entonación en el mismo momento.
  • Habla con él de las cosas que veas que le llaman la atención.



Califica este Artículo:
5 / 5 (1 votos)




2 Comentarios en Enséñale a tu loro a hablar

  1. cesar ramirez eslava Dice:

    esto es muy cierto yo crio ninfas y al principio con mis primeras crias poniea mucho empeño y ablan porque concerbo mis primeras crias dicen rico güero y silvan la cucaracha y la pantera rosa yo melas ponía enel ombro diario y les ponía en internet videos por 30 minutos

  2. ale Dice:

    como cuanto costara un loro?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *