El poni fell


El poni fell actual es un pequeño caballo de carácter sincero y generoso. Por su temperamento vivaz y alegre, y a la vez equilibrado, es una cabalgadura excelente tanto para niños como para adultos.

Desciende directamente de los ponis de carga, que en gran número cargaban a cuestas el plomo extraído en las minas de North End de los Montes Peninos del English Lake District.

Años y años de durísimo trabajo a lo largo de generaciones han dado una gran robustez a estos pequeños caballos. Su alzada oscila entre las 13.414 manos (133140 cm), y son capaces de recorrer largas distancias por terrenos accidentados con destreza cargados con más de un quintal.

Los antiguos fell se destinaban también al trote, y hay constancia de récords interesantísimos de 33 minutos para cubrir 10 millas por malos caminos y cargados. De aspecto robusto y compacto, es el prototipo de caballo de montaña con cabeza típica de poni, dorso potente y extremidades fortísimas.

Los carpos son pronunciados y bien desarrollados, y los cascos redondos y bien hechos. Criado durante siglos como animal de carga, el fell ha desarrollado buenas espaldas, largas y oblicuas, y un cuello más bien largo y agradable. La crinera y la cola son ricas y tupidas, y unas largas franjas de pelo rizado adornan las extremidades y las mandíbulas.

El pelaje predominante, y también el preferido, es negro zaino, a continuación siguen el castaño cereza. El tordo y el alazán aparecen excepcionalmente y no gustan.

La Fell Pony Society controla la pureza de la cría de la raza.




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)






Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *