El poni de silla francés y poni americano


El poni de silla francés

Es un poni que todavía no ha alcanzado unas características estables que le permitan ser definido como una verdadera raza. Se trata de un pequeño caballo cuya cría (que está experimentando notorios progresos) ha empezado con el cruzamiento de yeguas de origen francés con sementales connemara, new forest, galeses, y algunas veces árabes, con el fin de obtener un poni de 127147 centímetros de alzada, que una a la rusticidad, elegancia y buen carácter, aptitudes requeridas para la equitación deportiva y de montaña.

El poni americano

El deseo del hombre de crear siempre algo nuevo se manifiesta también en el arte de la cría caballar. En América, en 1954, se inició la aventura de crear una raza de poni partiendo de las yeguas más pequeñas de raza apaloosa, tordas con manchas negras sobre piel rosada, y de sementales purasangre árabes.

Los resultados, muy esperanzadores, han dado la razón a los pioneros de la nueva raza, que está en continuo desarrollo y tiene una gran demanda para equitación infantil.

Estos ponis, que presentan unas bellas capas en todas las variedades apaloosa, miden de 115 a 135 centímetros, tienen una bonita cabeza ligeramente achatada y el cuerpo compacto y brioso, con espaldas bien oblicuas. Su porte elegante está acentuado por el arranque alto de la cola. Poseen una aptitud particular para el salto de obstáculos. Se encarga del libro genealógico la Sociedad del Poni de América, que tiene la sede en el estado de Iowa.




Califica este Artículo:
5 / 5 (1 votos)






Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *