El Labrador Retriever para concursos


Un Labrador Retriever para concursos es algo comparativamente excepcional. Uno entre varias camadas de cachorros. Da la casualidad de que ha nacido con un grado de perfección física que se aproxima estrechamente al estándar según el cual se juzga a la raza en la pista de exhibición. Ese perro, al llegar a la madurez, debe ser capaz de ganar el título de campeón, o de aproximarse a él, enfrente de excelentes ejemplares en los concursos más importantes. Al acabar el campeonato, los mejor clasificados son muy buscados como animales de cría. Con una genealogía acreditada, alcanzará automáticamente una alta cotización por sus servicios.

Los concursos de Labrador Retrievers son muy divertidos así es en realidad, aunque se trata de un deporte muy competitivo. Aunque todos los expertos fueron principantes una vez, las probabilidades están en contra de un novato. Tendrá que competir contra presentadores expertos, a menudo personas que han dedicado toda una vida a la cría de perros, a seleccionar los más correctos, y a exhibirlos en los campeonatos. Además, incluso el Labrador Retriever más perfecto tiene defectos, los cuales son mucho más evidentes en manos de un novato que en las de un presentador experto que sabe como minimizarlos. Estos no son más que algunos puntos de la parte negativa del cuadro.

El presentador experto no ha nacido sabiendo todos los trucos. Ha aprendido ¡y también puede hacerlo usted!. Cada uno de nosotros, si lo desea, puede dedicar tiempo, estudiar y observar atentamente, tal como él hizo ¡aunque eso lleva tiempo!

La clave del éxito

En primer lugar, consiga un buen catálogo de exhibiciones. Lleve el cachorro a casa, adiéstrele según el método del libro, y tan cuidadosamente como sepa, dele las máximas oportunidades para que madure hasta que llegue a ser el Labrador Retriever que usted espera. Mi consejo es mantener a su perro alejado de los gandes concursos, incluso las clasificaciones de cachorros, hasta que sea adulto. El macho llega a la edad adulta aproximadamente a los dos años, y la hembra a los 14 meses más o menos. Cuando su Labrador Retriever se aproxime a la madurez, empiece por participar en concursos locales, y, con esta experiencia para ambos, apúntese luego a los grandes premios en los concursos importantes.

Es una buena técnica hacer anotaciones de todos los Labrador Retriever, siempre comparándolo con el estándar. En el juicio a pie de pista olvídese de su preferencia personal por una u otra característica. ¿Qué dice el estándar acerca de ello? Observe cuidadosamente como el juez sitúa a los perros en una clase dada. Es difícil desde el lado de la pista ver por qué el número uno ha sido colocado por delante del segundo. Trate de seguir el mismo razonamiento del juez. Una vez finalizado intente hablar con el juez. Hágale preguntas sobre las razones de por qué ha puntuado a unos Labrador Retriever y otros no.

Escúchele mientres le da las explicaciones, y valdría la pena decir que cualquier juez que haga mérito a su licencia, debe ser capaz de dar las razones apropiadas.

Cuando usted no se halle en la pista, hable con otros propietarios. No le dé apuro pedir opiniones o decir que usted no lo sabe. Tiene mucho que escuchar, lo que le ayudará de forma importante y acelerará su progreso personal si realmente es un buen oyente.

El club nacional de labradores retriever

Se dará cuenta que vale la pena hacerse miembro del Club Nacional de Labrador Retriever y recibir su revista informativa. De su club nacional aprenderá dónde se encuentra un club que sea aprobado por el nacional y se encuentre cerca de usted. Cuando su Labrador tenga entre 8 y 10 meses de edad, marque las fechas de los concursos que se realicen en esta región. Se diferencian de los campeonatos nacionales en que no obtienen puntos de clasificación. Estos concursos estan diseñados para cachorros jóvenes (y sus propietarios) como preparación en la carrera de exhibiciones.

Concursos de exhibiciones

Teniendo en cuenta los grandes concursos, intente presentar su Labrador Retriever en el máximo número de concursos posibles. Cuando usted se halle en la pista tiene dos trabajos: Uno es presentar a su Labrador siempre desde su mejor faceta y en segundo lugar estar pendiente del juez y ver qué es lo que quiere hacer a continuación. Esté pendiente de su perro y del juez. Sea rápido y esté alerta: haga exactamente lo que el juez indique. No hable con él a menos que le haga alguna pregunta. Si él hace algo con lo que usted no está de acuerdo, no lo diga. No haga enfadar al juez (ni al resto de participantes) hablando y corrigiendo constantemente a su perro y molestando a los demás.

Respecto al movimiento en la pista, recuerde que no haya ningún otro perro enfrente o al lado suyo. Mi consejo es que no presente a su Labrador hasta que se halle cerca de la madurez y hasta que tanto usted y él tengan una compenetración correcta en la pista.




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *