El jaulón de vuelo para canarios


Cuando pretendemos alojar un grupo de canarios, generalmente jóvenes o hembras adultas fuera de la temporada de cría, en un jaulón de vuelo común a toda la colectividad, recurrimos a una voladora más espaciosa que nos permita nuestra disponibilidad de espacio. No podemos ahora hablar de medidas ideales, pues lógicamente cuanto mayor sea el volumen interior, mejor se cumplirán los objetivos de un alojamiento de este tipo.

El alojamiento en colectivo presenta como ventajas las derivadas del estímulo general que supone la compañía de otros pájaros. Se establecerá pronto un orden jerárquico, que en otras especies de aves ha sido muy bien estudiado por los etólogos; se alcanzará un equilibrio, con individuos dominantes y otros de rango inferior, las diferencias se zanjarán mediante simples amenazas con el pico abierto y chillidos característicos.

La competencia por el alimento y los mejores espacios del jaulón estimula la vitalidad de los pájaros. Hembras y jóvenes pueden alojarse perfectamente con este sistema, y tan solo los machos encelados requieren un territorio propio, es decir, una jaula individual que defenderán con su vigoroso canto. Como advertencia importante, recordemos que también el alojamiento colectivo aumenta el riesgo de multiplicación de enfermedades por lo que el jaulón de vuelo debe extremar las condiciones higiénicas que recomendábamos en general para cualquier tipo de jaula.

No caigamos en la tentación de fabricar en improvisada manifestación de bricolage casero un gran cajón sin parrilla móvil y lleno de resquicios que pronto serán refugio de parásitos. La jaula de vuelo debe ser muy fácil de limpiar; con parrilla y bandeja bien separada de aquella. Sus dimensiones, especialmente la altura y el fondo, no deben ser tales que nos impidan acceder fácilmente a todos los rincones para limpiarlos concienzudamente. Si aprovechamos e! fondo de una pared para construir un jaulón de vuelo mediante un sencillo frente, una parrilla y un cajón bandeja, prestemos especial atención precisamente a la pared de fondo. Debe pintarse con una pintura plastificada, no tóxica y que admita ser fregada con energía y con adición de sustancias desinfectantes. Seguramente los pájaros no tardarán en picotearla, por lo que deberemos repararla con frecuencia si no queremos que su aspecto pierda muy pronto la condición estética deseable.




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)




Un comentario en El jaulón de vuelo para canarios

  1. Temperini Olivio Dice:

    quisiera saber cada cuentas hembras hace falta un macho,los tengos sueltos en un jaulón grande ,gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *