El estándar oficial del Dogo Alemán


El estándar oficial del Dogo Alemán
  • Aspecto general y carácter

El dogo alemán es un perro lleno de nobleza que reúne valor, fuerza y elegancia en una construcción robusta, armoniosa y de gran talla. Se podría decir que es el «Apolo de los perros». Su cabeza, particularmente expresiva, llama la atención, y se muestra tranquilo en las situaciones más críticas.

Posee una gran bondad natural y muestra apego hacia los miembros de la familia, pero es desconfiado con los extraños. Los ejemplares nerviosos o miedosos se consideran defectuosos, aunque morfológicamente sean excelentes.

  • Cabeza

Alargada, estrecha, con líneas muy  netas, expresiva y delicadamente cincelada (especialmente bajo los ojos); stop muy pronunciado, la frente y el hocico deben estar situados en dos planos paralelos; de perfil, la frente debe estar netamente despegada del hocico. De frente, la cabeza ha de ser estrecha (comprimida lateralmente), y el hocico, fuerte y cuadrado, de una longitud aproximada a la del cráneo.

Los maseteros, apenas marcados, no deben ser prominentes. De belfos gruesos, el morro debe terminar en un plano (visto de perfil) lo más vertical posible. Comisuras labiales desarrolladas, sin prognatismo ni enognatismo. La nuca apenas está desarrollada. Vista desde cualquier lado, la cabeza es angulosa y limitada por líneas ode contorno; sus dimensiones armonizan con el resto del cuerpo.

Defectos: Falta de paralelismo entre la línea superior del cráneo y la del hocico, ya sea por defectos de la frente cabeza convexa o cóncava, o por un hocico de línea subida, caída o abombada; stop poco marcado o inexistente; hocico demasiado estrecho; planos laterales del cráneo convergentes hacia atrás (cráneo en cuña); bóveda craneal excesivamente abombada (cráneo en manzana); maseteros muy desarrollados; hocico puntiagudo; belfos insuficientes o bien excesivamente grandes y blandos, que esconden la mandíbula y dan al hocico una falsa apariencia de volumen y profundidad, o belfos flotantes.

Es preferible una cabeza corta, de buen volumen y bien moldeada, a una que sea larga, ligera y carente de expresión.

  •  Trufa

Debe ser grande y siempre de color negro en los ejemplares atigrados y en los unicolores. La trufa partida es motivo de descalificación.

  •  Dentadura

Potente, fuerte, blanca y bien colocada. El ci)rre correcto es en tijera, es decir, aquel en que los incisivos superiores permanecen en estrecho contacto con los inferiores. Toda colocación distinta de los dientes es un defecto penalizable.

En el examen y descripción de la relación existente entre los dos maxilares, se tomará como referencia la posición del inferior, ya que es el móvil.

 Defectos: Prognatismo o enognatismo; articulación en tenaza, que causa un desgaste prematuro; piezas dentales dañadas en su esmalte o carentes de él, cariadas, estropeadas, corroídas y marrones (dientes de moquillo).

Toda articulación que no sea en tijera constituye un grave defecto que debe ser penalizado. Los ejemplares que presenten dientes carentes de esmalte o con este dañado no podrán obtener el Excelente, así como tampoco los que tengan dientes con sarro.

  •  Ojos

En todas las variedades de color deben ser de tamaño mediano, redondos y lo más oscuros posible; de mirada inteligente y vivaz. Los párpados cerrados deben estar en íntimo contacto con el globo ocular; arcos supraciliares bien desarrollados.

Defectos: Excesivamente abiertos o muy cerrados (rasgados); prominentes; muy separados entre sí; ojos claros, penetrantes, de color amarillo ámbar, azul claro, azul marino u ojizarcos (de distinto color); párpado inferior relajado, que cuelga demasiado bajo o ectropión, membrana nictitante muy visible; conjuntiva excesivamente roja y muy visible.

  •  Orejas

Implantadas altas, no muy separadas entre sí, de tamaño mediano y con los bordes anteriores pegados a la cara; si se cortan, se dejarán lo suficientemente largas y puntiagudas, pero siempre proporcionadas a la cabeza y firmemente erguidas de manera simétrica.

Las orejas sin cortar y las cortadas se juzgarán por igual. Los ejemplares cuyas orejas cortadas no sean de porte erguido no podrán obtener el Excelente. Si ambas orejas no se ciñen a lo descrito, se reducirá la puntuación en función de la gravedad del defecto.

  •  Cuello

De inserción alta, es largo, firme y musculoso; sin exagerada laxitud de la piel y desprovisto de papada. Va adelgazándose hacia la nuca y presenta una elegante curva que constituye el llamado «cuello de cisne».

Defectos: Cuello corto, grueso, con papada o seco pero sin curvatura.

  • Extremidades anteriores

La escápula debe ser larga y oblicua, y formar con el húmero un ángulo de aproximadamente 90 grados: ello proporciona al perro elegancia y amplitud en el movimiento. El brazo debe ser fuerte y musculoso; codos bien pegados y no desplazados hacia el interior o el exterior; el antebrazo, recto desde el codo hasta el metacarpo, debe continuar la misma línea recta y, visto de perfil, aparecer ligeramente inclinado hacia delante.

 Defectos: Articulación escápulohumeral demasiado abierta o muy cerrada; codos vueltos hacia el exterior o el interior; pecho estrecho, poco profundo; patas muy unidas, pies vueltos al interior; metacarpos vueltos hacia el exterior o el interior; flexión exagerada del carpo, que aumenta la inclinación del metacarpo; carpo débil, acompañado de dedos extendidos y separados entre sí; flexión posterior del carpo o excesivo volumen del mismo, generalmente secuelas de una enfermedad ósea como el raquitismo; salidas de aplomo, tanto si son hacia dentro o hacia fuera.

  • Cuerpo

Debe ser lo más cuadrado posible, de longitud aproximadamente igual a la talla a la cruz. Dorso robusto, corto, firmemente sostenido y que desciende en una suave pendiente hacia el tren posterior, en una línea prácticamente recta.

El pecho debe presentar una buena anchura y profundidad, hasta descender al nivel de los codos; costillas bien arqueadas. El vientre debe ser retraído y describir una elegante curva como prolongación de la línea inferior del pecho. Los riñones, sólidos y ligeramente abombados (en las hembras se admiten ligeramente más largos); la grupa debe ser llena, ligeramente inclinada y bajar de modo imperceptible hasta el nacimiento de la cola.

Defectos: Grupa más alta que la cruz; dorso ensillado, encarpado o excesivamente largo, (es penalizable cuando afecta especialmente al movimiento); anchura y profundidad de pecho insuficientes; pecho excesivamente profundo (que sobrepase la articulación del codo); costillas planas o en tonel; esternón muy prominente hacia delante (pecho de pollo); grupa demasiado inclinada o caída; vientre colgante; mamas colgantes en las hembras.

  •  Extremidades posteriores

El muslo es ancho y musculado, y la pierna, larga y robusta. La angulación óptima del miembro posterior se, presenta cuando las articulaciones coxofemoral (cadera), femorotibial (ro dilla) y tibiotarsiana (corvejón) no for man ángulos obtusos o muy abiertos. Vistos desde atrás, los corvejones de ben estar en aplomo perfecto, ni vueltos al interior ni al exterior.

 Defectos: Corvejones de vaca o en tonel; angulaciones abiertas que sitúen el miembro posterior en línea recta; angulaciones cerradas que proporcionen al miembro posterior mayor longitud que al anterior.

  •  Pies

Redondos y no desviados ni hacia dentro ni hacia fuera; los dedos deben ser cortos, bien arqueados y apretados entre sí (pie de gato); las uñas, fuertes, cortas y lo más oscuras posible.

 Defectos: Dedos separados, largos y extendidos hacia delante (pie de liebre); dedos girados hacia dentro o hacia fuera; uñas muy largas; presencia de espolones.

  •  Cola

De longitud media, no debe descender más allá de los corvejones. De implantación alta, es ancha en su raíz y va adelgazándose progresivamente. Durante la acción o en estado de alerta la línea del lomo  se lleva erguida, aunque sin soasar la línea dorsal; durante el rese lleva caída y se curva ligera («cola de sable»).

Defectos: Cola excesivamente gruesa, muy larga o demasiado corta; Implantación baja; elevada por encima de la línea dorsal, que describa un gancho, aparezca enrollada o desviada lateralmente. No obtendrán el Excelente las colas cortadas u operadas (para conseguir la longitud deseada), así como tampoco aquellas que presenten pelos a modo de brocha o cortados en su extremo.

 Manto

El pelo debe ser muy corto, tupido, liso y brillante. Se consideran defectos los pelos largos y duros, erizados y mates (normalmente debido a una insuficiencia nutricional).

Existen cinco variedades de color

  • Atigrado: El color de fondo va del dorado claro al dorado intenso, siempre surcado por estrías transversales negras bien marcadas. Cuanto más brillante sea el color de fondo y más oscuras y marcadas las estrías, más apreciado será el ejemplar. Las manchas blancas en el pecho y los dedos no son deseables, así como tampoco lo son los ojos y las uñas de color claro.

 Defectos: Color de fondo azul plateado o isabelino; estrías borrosas o poco marcadas; manchas blancas en la frente, collar, pies, corvejones y punta de la cola. Todos ellos constituyen defectos eliminatorios.

  • Dorado: El color debe oscilar entre el dorado claro y el intenso (se prefiere la tonalidad intermedia). Es deseable que tenga una máscara negra y las uñas negras.

Defectos: Dorado gris o con reflejos de color azul, isabelino o beige. En cuanto a las manchas blancas, nos remitimos a lo indicado para el atigrado.

  •  Azul: El color debe ser lo más acerado posible, sin reflejos dorados ninegros. Se admiten los ojos algo más claros, así como también se admiten manchas blancas.

 Defectos: Gris amarillento o azul negruzco; ojos claros penetrantes; ojizarcos.

  •   Negro: Debe ser un negro lacado y brillante. El ejemplar tendrá los ojos oscuros. Se juzgan en esta variedad los llamados «dogos con manto», que presentan un fondo negro y manchas blancas en el cuello, patas y extremo de la cola.

Defectos: Reflejos de color amarillo, castaño o azul; ojos claros.

  •  Arlequín: El color de fondo es el blanco puro y, a ser posible, poco manchado. Las manchas deben ser negras, brillantes, de dimensiones variables, contorno irregular y bien repartidas por todo el cuerpo. Aunque no son deseables, se admiten pequeñas manchasgrises o pardas oscuras. Los ojos deberán ser preferentemente oscuros; los ojos claros o de distinto color también se admiten, pero no son deseables. La trufa será preferiblemente negra, pero también se aceptan trufas despigmentadas o rosadas manchadas de negro.

Los ejemplares con grandes placas negras sobre un fondo claro serán juzgados en el grupo de los negros.

 Defectos: Color de fondo blanco moteado de gris azulado; ojos claros, rojos (conjuntivitis palpibral visible), legañosos o con la membrana nictitante demasiado visible, exteriorizada y enrojecida.

Serán eliminados y, en consecuencia, no podrán ser premiados, los dogos completamente blancos, los albinos y los tordos, los «porcelana» en los que predominan las manchas azules, grises, doradas o atigradas, y tumbién los «arlequines en gris» (mirlo, con manchas negras sobre fondo gris).

  • Movimiento

Con buena amplitud, debe ser flexible pero sin exceso de elasticidad.

 Defectos: Paso acortado; movimiento refrenado o poco suelto; ambladura o serpenteo.

  •  Talla

El macho debe medir como mínimo, 80 cm a la cruz, y la hembra 72 centímetros. Es preferible que estos mínimos sean netamente sobrepasados.

Nota: Los machos deben tener los dos testículos de apariencia normal y descendidos en el escroto. La criptorquidia y la monorquidia son descalificadoras.




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)






Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *