El cuidado de los dientes de un gato


El cuidado de los dientes de un gato

El principal enemigo de los dientes es el sarro, y aunque la comida seca sirva para que el gato ejercite sus dientes y los limpie, esto a menudo no es suficiente y el sarro se acumula, provocando alitosis (mal aliento) y caries.

Por ello:

  1. Se aconseja limpiar los dientes del gato 1 a 2 veces por semana con un cepillo y pasta especialmente formulada para ellos. No uses pasta dental de humanos, ni siquiera de niños ya que es tóxica para ellos, simplemente pasa el cepillo humedecido.
  2. Acostumbra a tu gatito al cepillado desde que es pequeño, porque de grande será un problema. El aseo se hace envolviendo un trozo de gasa alrededor de tu dedo frotando los dientes y masajeando las encías.
  3. Es normal que los gatitos bebés tengan mal aliento o que sufran de gingivitis en su período de dentición.
  4. Los dientes deben estar firmes sin quebraduras y sin mal aliento, las encías deben ser rosadas.
  5. Si tu gato tiene mal aliento puede ser síntoma de alguna enfermedad del estómago. Encías muy enrojecidas pueden causar gingivitis a tu gato, que pueden culminar en úlceras en la boca y la pérdida de los dientes. Ten mucho cuidado con esto algunas enfermedades graves como la influenza felina que se manifiestan a través de úlceras bucales que se infectan y se llenan de pus. Esta enfermedad es mortal en muchos casos.
  6. Si tu gato tiene exceso de sarro, deberá ir al veterinario para que le haga una limpieza profesional, si no quieres terminar dándole papillas el resto de su vida. Recuerda que los gatos además usan los dientes como arma de defensa.
  7. Los síntomas de los problemas den-tales son:
  • Babeo excesivo.
  • Encías inflamadas.
  • Dientes rotos.
  • Pérdida de peso y del apetito.



Califica este Artículo:
5 / 5 (1 votos)






Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *