El cuidado de las uñas de un gato


El cuidado de las uñas de un gato

Las garras le sirven al gato como elemento de defensa, de arreglo personal y para marcar su territorio.

EI gato cuida mucho sus uñas y las afila en lo que encuentra por lo que es importante que desde bebés se les enseñe a gastar las uñas en un palo rascador para que no acaben con los muebles.

Si el gato no sale lo ideal es mantenerle las uñas cortas. Córteles las uñas desde pequeños para que se acostumbren.

Para cortar las uñas

Para comenzar con el proceso del corte de las uñas de su gato, deberá seguir el siguiente procedimiento:

  1. Habrá que apretarla pata del gato de modo suave, pero con firmeza para que muestre las garras.
  2. Utilice un alicate especial para cortar las uñas de los gatos. Un cortaúñas también puede servir.
  3. Corte un poco y sólo la parte blanca, ya que la parte rosada consiste en vasos capilares y al tocarlos lo podrías lastimar. Es importante hacerlo justo donde la uña comienza a curvearse. Si lo hacemos más abajo de este punto, podríamos cortar una pequeña vena que se encuentra dentro de la uña, lo que lo lastimaría y haría que sangrara.
  4. Si la uña comienza a sangrar, puede colocarse un pequeño trozo de jabón de barra haciendo presión para que deje de sangrar.
  5. El recorte de uñas debe hacerse cada vez que el gato lo necesite, más o menos toma alrededor de una semana para que la uña vuelva a crecer.

Si tienes dudas sobre dónde cortar exactamente las uñas del gato, es mejor que le pida ayuda y/o consejo a un médico veterinario. Lo ideal es darle un corte de aseo a las uñas lo más preciso posible, y no hacer sufrir al gato.




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)






Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *