Cómo disfrutar de un poni


Muchas veces los padres regalan un poni a su hijo para que se divierta, pero en realidad los únicos que se divierten son ellos mismos, y el niño, cansado de hacer el papel de comparsa, se aburre al cabo de poco tiempo y no quiere saber nada del pobre animal, al que cada vez se cuida menos y que acaba por ser vendido.

En cambio, la situación es bien distinta para los niños que frecuentan los poni clubs. En los poni clubs los niños se sienten como auténticos jinetes y disfrutan de un pequeño mundo reservado exclusivamente para ellos, en donde todo está hecho a su medida y en donde a los padres les toca hacer el papel de invitados en los concursos que jalonan el aprendizaje de sus hijos. En los poni clubs los niños toman confianza con los ponis, los cuidan y los ensillan personalmente, pasean montados y aprenden bajo la tutela de la monitora de equitación el difícil arte de galopar. Además les da la posibilidad de participar en grandes stages, para ellos suele ser una experiencia inolvidable, hasta el punto de que al finalizar no quisieran regresar nunca a casa.




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)






Un comentario en Cómo disfrutar de un poni

  1. Tito Prieto Dice:

    TENGO INTERES EN EL MANEJO DE LOS PONYSGRACISS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *