Como administrar medicamentos a su perro


Para darle al perro una medicina líquida, lo mejor es tirar de sus labios hacia afuera por los lados de la boca formando una bolsa y hacer pasar lentamente el líquido por la lengua. Mantente al lado del animal, nunca enfrente suyo, ya que puede toser y rociarte con el líquido. Además, nunca pongas una medicina líquida directamente sobre la garganta porque puede resultar una pneumonía por inhalación, de resultados desastrosos.

La mejor forma de administrar un medicamento en píldoras es forzando al perro a tener la boca abierta manteniendo la cabeza hacia atrás y colocando la píldora sobre la lengua tan hacia adentro como se pueda. Para ello pon la palma de tu mano sobre el morro del animal con los dedos en un lado de las mandíbulas y el pulgar en el otro. Presiona fuerte sus labios contra la dentadura mientras con la otra mano empujas hacia abajo la mandíbula inferior, y con dos dedos tratas de introducir la píldora tan atrás como puedas sobre la lengua.

Aguántale cerradas la boca y la nariz con lo que se verá obligado a tragarse la medicina. Si el perro no se siente bien, acaríciale el cuello para calmarlo y ayudarle a pasar la píldora más fácilmente. No lo pierdas de vista durante un rato para asegurarte que no la escupa. Suministrar píldoras al perro es tarea fácil, pídele a tu veterinario que te enseñe cómo hacerlo. Sencillamente se aprietan los labios del perro contra sus dientes hasta que abra la boca (izquierda). A continuación se introduce la píldora tan adentro como se pueda sobre la lengua y se mantiene cerrada la boca del perro (derecha) hasta que se la trague. Luego prémiale su colaboración.




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)






Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *