Cómo adiestrar perros


Cómo adiestrar perros

El objeto de dar adiestramiento a un perro pequeño es el de tener como compañero un perro bien enseñado y que sepa comportarse correctamente.

Resulta una experiencia muy interesante comenzar con el adiestramiento y a medida que avanzamos en las lecciones, comprobar que contamos con un pequeño alumno que siente placer en aprender y complacemos.

Nuestro pequeño perro no es obstinado y/o caprichoso, sino que para enseñarle es importante tratar de despertar su interés a fin de que se aplique con atención. Cuando el animal cuente con 8 meses de vida, ya se podrá iniciar el adiestramiento. No debe olvidar que al perro tendrá que tratarlo en forma comprensible, aceptar sus equivocaciones sin rezongos ni gritos, pues cualquier forma violenta de su parte podría echar a perder el arte inherente al animal y la satisfacción que el mismo experimenta al expresarlo.

Lo más importante es que el animal al ser educado y adiestrado, se aficione a lo que se le enseña y lo practique con gusto y alegría. Por todo ejercicio que realice, debe ser efusivamente felicitado aunque el mismo no haya resultado perfecto. De esta forma se sentirá halagado y tratará de merecer realmente las felicitaciones.

Si no logra hacerle comprender algún ejercicio, no recurra al castigo (verbal) sin previamente haberse usted sentado unos minutos a solas y estudiado y analizado todas sus partes, pues, en esa forma, friamente, podrá usted darse cuenta de dónde proviene el error; si de su parte o del animal. No debe olvidar que su animal es un ser vivo que puede sentirse indispuesto, enfermo, nervioso o cansado. Muchos pueden ser los factores por los que en ese momento no logre entender el ejericicio. Si una vez analizados todos los puntos comprueba que se trata de mañas del animal, entonces sí podrá ponerse severo. Muchos de los ejercicios se fundan en las aptitudes heredadas; sepa usted aprovecharlas.

Si en un principio no adelanta como usted desearía, no lo apure, ya que no todos los perros son iguales; teniendo cada Uno una personalidad muy propia y definida con diferente grado de asimilación.

En cuanto comienza la clase de adiestramiento, toda jarana debe quedar a un lado e imperar la seriedad. Estas deben ser de corta duración y lo más amenas posibles, a fin de evitar aburrir al alumno.

Siempre que aparezcan defectos o malas costumbres deben corregirse al momento pues, una vez fijados, será muy difícil suprimirlos.

Todo adiestramiento está basado en la utilización y formación de reflejos; el procedimiento que se realiza en el cerebro es el de “grabación” — “recuerdo intracerebral” y de “producción”. Cuanto más atención se presta a la grabación y recuerdo intracerebral, mejor será la producción del mismo.

Importante

Antes de dar comienzo a la enseñanza, debe permitir al animal que juegue y corra libremente como así también que atienda a sus necesidades fisiológicas. Pasada la excitación del momento se podrá dar comienzo al adiestramiento.

Mientras el animal trabaja no debe distraerse, olfatear ni desocuparse. No debe premiarse su labor ofreciéndole golosinas, bastando unas buenas palmaditas, palabras cariñosas y felicitaciones.

La duración de la instrucción debe adecuarse a cada animal en particular y si bien cada ejercicio debe repetirse durante algunos días corridos, a fin de no aburrir al animal se puede intercalar otros. Lo importante es que cada ejercicio se practique repetidas veces, ya que por medio de la repetición se logra formar un buen reflejo condicionado a la acción.

Ejercicio de “junto”

Este es un ejercicio fundamental en el adiestramiento general; por lo tanto hasta que el animal no lo domine completamente, no se debe continuar con los demás ejercicios. El animal debe caminar junto a la pierna izquierda de su amo en forma sincronizada con todos sus movimientos y sin adelantarse ni retrasarse.

Elementos de enseñanza: Collar y correa de metro y medio aproximados.

Orden de mando: “Junto”.

Duración de la instrucción: 10 minutos.

Práctica: 6 días corridos.

Enseñanza: Llame a su perro. Colóquele la correa. Su perro en posición parado junto a su pierna izquierda con la nariz en un mismo plano que su rodilla. Esta es la posición correcta para la iniciación de cualquier ejercicio.

Sujete la correa con su mano derecha la que debe quedar cruzando delante de sus piernas, horizontalmente y un poco tirante. Con su mano izquierda acaricie la cabeza de su perro atrayéndola hacia su pierna. Se trata de un animal joven que necesita que se lo reconforte. Una vez que su animal esté tranquilo en la posición de “Junto”, siempre acariciándolo le ordena “Junto” e inicia la marcha.

Seguramente lo seguirá al instante, pero en caso que el animal se quede atrás, ordenándole nuevamente “Junto” le da un leve tirón del collar sin detener la marcha.

Si se adelanta, se detiene sorpresivamente y dándole un tirón del collar le ordena “Atrás” y “Junto”, para reiniciar la marcha nuevamente. En las primeras clases debe’caminar en línea recta y puede ayudarse caminando junto a una pared. No olvide alentar y felicitar a su perro.

Giro a la izquierda: Práctica: 3 días corridos.

Cuando el animal camine correctamente en línea recta, se le debe enseñar los giros, principiando siempre por el izquierdo.

Perro y guía caminan “Junto” a la correa. A los 5 pasos, el guía, al mismo tiempo que con su pierna izquierda le hace una leve presión contra el triceps derecho, le ordena “Junto” haciéndole girar hacia la izquierda, para detenerse “Quédate” una vez caminados 3 pasos. Cuando el animal se haya dado cuenta de la importancia del giro y lo efectúe correctamente sin ayuda de la pierna del guía, se realizará el giro prosiguiendo la marcha todas las veces. Felicite muy cariñosamente a su animal.

Giro a la derecha: Práctica: 3 días corridos.

Perro y guía caminan “Junto” a la correa. A los 5 pasos, el guía efectúa con su pierna derecha un semi-círculo hacia su derecha al mismo tiempo que con la mano izquierda sujeta la correa pro$cima al collar y ordenándole “Junto” le da un leve tirón, pero seco, obligando así al animal a girar a la par suya para detenerse “Quédate” a los 3 pasos. Practique repetidas veces hasta que el animal lo efectúe sin ayuda. Cuando lo haya dominado correctamente, al efectuar el giro debe continuar la marcha todas las veces.

Practique giros variados, en forma de ochos entre árboles, en terreno libre, entre gente extraña, etc. Camine despacio para ir aumentando la velocidad, trote, deténgase, vuelva a andar. Acostúmbrelo a seguirlo en cualquier situación y lugar. Para todos los giros y cambios de velocidad o marcha, debe indicarle el cambio ordenándole “Junto”, ya que de esta forma lo seguirá mejor. Cuando ya domine bastante estos ejercicios, debe hacerlo practicar con la correa bien floja, para suprimírsela a medida que efectúe correctamente el ejercicio.

Importante

Mientras su perro esté trabajando no debe sentarse ni echarse por su cuenta, como tampoco atravesarse ante sus piernas. Si así lo hace, se le pisará suavemente la mano derecha (sin lastimarlo) y ordenándole “Junto” lo obliga a colocarse correctamente.

Su perro debe trabajar contento; sea paciente y verá que con la práctica aprenderá rápidamente y bien. Muchas veces, el único culpable .de que un animal no responda al adiestramiento es el mismo guía, quién por desconocimiento de la sensibilidad del animal, o por. tratarse de una persona nerviosa y severa que sólo busca el perfeccionamiento sin pensar, que para llegar a este es indispensable el aprendizaje con sus errores, malogra un buen animal que en otras manos no hubiese sucedido así.

Ejercicio de “sit” o “sentado”

Elementos de enseñanza: Collar y correa.

Orden de mando: “Sit”.

Duración de la instrucción: 10 minutos.

Práctica: 6 días corridos.

Enseñanza: Perro y guía en posición de “Junto” a la correa. Atraiga su cabeza hacia su pierna. Inicie la marcha y a los 10 pasos se detiene. Ordene a su perro “Sit”. Con su mano d e recha apoya la orden efectuando un movimiento de semicírculo hacia el animal, no obstante tener la correa en ella. Con la mano izquierda le hace presión sobre el tren trasero obligándolo a sentarse. De ser necesario, con la mano derecha mantiene la cabeza en alto a fin de evitar que el animal se eche. Estando el animal en la posición de “Sit” le ordena “Quédate” “Muy bien” y lo mantiene en esa posición breves minutos para darle recreo una vez finalizado.

Si el animal trata de levantarse lo reprende “No” sin gritarle y le ordena nuevamente “Sit” volviendo a hacerle presión sobre el tren trasero, y ordenándole “Quédate”. Felicite a su perro cuando cumple con su cometido, ya que el mismo espera ansioso su aprobación y eso lo ayuda para querer esmerarse y superarse. No olvide de que es un animal joven y necesita mucho de su apoyo.

2da. etapa:

Práctica: 4 días corridos.

Cuando el animal ya domine el “Sit” en la posición de “Junto”, se le enseñará a que se siente estando frente a usted y a diversas distancias. Perro y guía en posición de “Junto” a la correa. Acaricie su cabeza. Correa en la mano izquierda. Inicie la marcha y a los 10 pasos se detiene. Ordene a su perro “Quédate”, colóquese frente a él a una distancia de 1 metro.

Mirando al animal a los ojos, le ordena “Sit” al mismo tiempo que con su mano derecha hace el mismo movimiento anterior pero de atrás hacia adelante. Si su perro no se sienta a la orden, diríjase hacia él y tomándolo del collar con la mano derecha, con la izquierda le hace presión sobre el tren trasero, al mismo tiempo que le ordena “Sit”. Una vez en la posición correcta vuelva a colocarse frente al animal. Si se mantiene en la posición, puede ir felicitándolo “Muy Bien – Quédate”.

Cuente hasta 20, vuelva al perro y se coloca a la derecha del mismo habiendo pasado por detrás. Una vez finalizado el ejercicio lo felicita y le da recreo. A medida que domine el ejercicio, debe ir aumentando la -distancia para lo cual puede dejar la correa suelta. Práctique girando a .su alrededor siempre ordenándole “Sit” “Quédate” “Muy bien”. Vaya alejándose cada vez más y vigile a su animal para que no se mueva de la posición en que se encuentra. Repréndao todas las veces que así lo haga volviendo a ordenarle “Sit”.

Debe acostumbrarlo a que obedezca indistintamente la, serial como la voz de mando, para lo que puede intercalar las indicaciones.

Cuando el animal está en la posición de sentado, puede solicitar a alguna persona que gire a su alrededor, se agache frente a él, que corra, lo llame por su nombre, etc., a lo que usted debe estar atento para no permitirle levantarse ni que acuda al llamado.

Ejercicio de “parado”

Elementos de enseñanza: Collar y correa.

Orden de mando: “Parado”.

Duración de la instrucción: 10 minutos.

Práctica: 4 días corridos.

Enseñanza: Perro y guía en posición de “Junto” a la correa. Correa en la mano derecha. Con la mano izquierda acaricie la cabeza de su perro atrayéndola hacia su pierna. Inicie la marcha y a los 10 pasos se detiene. Orderie a su perro “Sit”. Cuente hasta 20 mentalmente y le ordena “Parado” acompañando la voz de mando con un gesto-de su mano derecha de abajo hacia arriba.

Si el animal no responde a la orden, reinicie el ejercicio y a la orden de “Parado”, le toca con su taco izquierdo la pata derecha haciéndole una leve presión sobre los dedos; pero de ninguna manera lo pise de modo que pueda lastimarlo.

Al pararse, su perro no debe adelantarse ni cruzarse ante sus piernas y para evitarlo en un principio, trabaje sujetándole la cabeza junto a su pierna y si tiende a adelantarse, le ordena “Atrás” enérgicamente. Felicite a su perro cuando responda con éxito.

2da. etapa:

Práctica: 4 días corridos.

Cuando ya domine el “Parado” junto, se le debe enseñar a efectuarlo frente a usted y a diversas distancias.

El animal frente a usted, la correa en su mano izquierda. Ordene a su perro “Sit”, cuente mentalmente hasta 10 y le ordena “Parado” acompañando la orden con un movimiento de su mano derecha hacia arriba, quedando con la palma abierta y frente al mismo. Vigile que su perro no se siente y para ello continúe ordenándole “Quédate” “Muy bien” “Quédate”.

Si el animal se resiste a obedecer la orden de “Parado”, con su mano derecha sujete la correa próxima al collar y le da un tirón al mismo tiempo que toca la pata delantera izquierda del perro con su pie derecho. De esta manera también se acostumbra a no adelantarse. Felicítelo siempre que lo haga correctamente. Según los progresos del animal, alargue las distancias, para lo cual suelte al principio la correa junto al mismo; luego suprimirla y hacerlo trabajar suelto. Cuanto éste tiene la correa puesta, aunque ella esté suelta, se siente más dominado por el amo. Sin correa se encuentra más libre e independiente; esto debe cumplirse paulatinamente.

Debe enseñarle a obedecer por señas, sin voz de orden, ya que para los trabajos a distancia suele ser de gran ayuda, para los casos en que un ruido inesperado tape el sonido de su voz.

Ejercicio de “down” o “echado”

Elementos de enseñanza: Collar y correa.

Orden de mando: Down.

Duración de la instrucción: 10 minutos.

Práctica: 6 días corridos.

Enseñanza: Perro y guía en posición de “Junto” a la correa. Correa en la mano derecha. Con la mano izquierda acaricie la cabeza de su perro atrayéndola hacia su pierna.

Inicie la marcha y a los 10 pasos se detiene “Quédate”. Ordene a su perro “Down” acompañando la orden con un leve tirón del collar efectuado con su mano izquierda en dirección hacia abajo. Estando el animal en la posición de “Down” felicítelo y le ordena “Quédate”. El perro se debe echar sobre sus cuatro patas en forma correcta sin dejarse caer hacia un lado ni tener una mano debajo del cuerpo.

Si a la orden de “Down” el animal se resiste a echarse, al mismo tiempo que con la correa le efectúa el tirón hacia abajo (en este caso la sujeta con su mano derecha próxima al collar), con la mano izquierda le presiona sobre el tren posterior; de esta forma siente la presión sobre ambos trenes; posterior y anterior. Mantenerlo en la posición de “Down” sin moverse ni adelantarse. En caso que intente cambiar de posición lo reprende “No” pero sin atemorizarlo. Si está mal echado, se lo hace levantar para ordenarle nuevamente que se eche en la posición correcta. No debe adelantarse al echarse, lo que se evitará sujetándolo corta la correa con la mano izquierda próxima al collar, a fin de impedir que se adelante o se cruce ante sus piernas, reprimiéndolo “No” “Atrás” “Junto”.

Cuente mentalmente hasta 10 para ordenarle “Parado”, felicitarlo y dejarlo jugar un poco antes de repetir.

2da. etapa:

Práctica: 4 días corridos.

Dominado el “Down” junto a usted, debe enseñarle a obedecer frente a usted y a diversas distancias.

El perro frente a usted, la correa en su mano izquierda. Le ordena “Down” al mismo tiempo que con su mano derecha hace un movimiento de arriba hacia abajo. Si obedece, le ordena “Quédate” “Muy bien”.

Si no responde a la orden, se aproxima al animal y con su mano derecha le da un tirón seco del collar hacia abajo. A medida que obedezca, alargue la distancia, para continuar con la correa suelta a su lado y quitársela cuando ya el animal haya progresado bastante.

Debe enseñarle a obedecer indistintamente a la orden o señal. Siempre felicite a su animal cuando trabaja bien y no deje de alentarlo todas veces que así lo haga.

Mientras el animal se encuentra en la posición de echado, ordenándole “Quédate”, el.guía efectúa unos giros alrededor del mismo; se aleja unos 10 pasos; para retornar al mismo. Siempre vigilante a fin de que no se incorpore, ni cambie la posición. A los pocos segundos se coloca al lado derecho del animal siempre ordenándole “Down” “Quédate”, cuenta hasta 10 mentalmente y ‘le ordena “Parado”, dando así por finalizado el ejercicio.

Ejercicio de “quedate”

El animal debe saber esperar a su amo, quedándose en la posición que se le ordenó, sin dejarse distraer ni angustiarse. Este es un ejercicio que conviene enseñarle desde joven, ya que el animal al perder de vista a su amo podría inquietarse y levantarse en su búsqueda. El animal debe tener absoluta confianza en que su amo volverá a buscarlo; y es por ello que es tan importante no jugar con los sentimientos del mismo; no engañarlo ni abandonarlo.

Elemento de enseñanza: Collar y correa.

Orden de mando: “Quédate”.

Duración de la instrucción: 10 minutos.

Práctica: 6 días corridos.

Enseñanza: Perro y guía en posición de “Junto” a la correa. Correa en la mano derecha. Inicia la marcha y a los 10 pasos se detiene. Ordena a su perro “Down”. Le quita la correa. Lo asegura “Quédate”, y camina al frente 10 pasos para girar y colocarse frente a su perro. Sigue repitiendo la orden de “Quédate” “Muy bien” reforzada con una seña efectuada con su mano derecha, la que presenta de frente a la altura de su cara.

Si el animal intenta levantarse, vuelve a él y repitiéndole la orden de “Quédate” le da un tirón del collar hacia abajo para luego alejarse nuevamente. No sea muy severo. Recuerde que es aún joven.

Cuente hasta 10 y vuelva al perro felicitándolo “Muy bien” “Muy bien”. Pase por detrás de él y se coloca a la derecha, dando así por finalizado el ejercicio. Déjelo jugar y vuelva a repetir dejándolo en distintas posiciones.

Haga que alguna persona gire a su alrededor, salte, corra, se agache y lo llame por su nombre. El animal debe mostrarse indiferente y en caso que intente levantarse esté listo para reprenderlo, y ordenándole nuevamente que se mantenga en su posición. Según los progresos del animal, comenzará por alargar la distancia, hasta quedar fuera de la vista del animal. Desde su escondite, debe vigilar a su perro que deberá esperar su regreso sin levantarse ni cambiar de posición.

Si el animal se levanta, acérquese corriendo hacia él para tomarlo del collar y reprendiéndolo lo lleva hasta la posición inicial y dándole un tirón del collar le ordena “Down’ y “Quédate” en forma enérgica. Dentro de la severidad de su reprimenda, debe impartir confianza al animal.

Déjelo nuevamente para volver al medio minuto y felicitarlo muy efusivamente si se ha quedado en su posición. A medida que el animal torne confianza y esté tranquilo debe aumentar el tiempo de espera hasta 1/2 hora o más.

Esta es una disciplina de un valor incalculable, por lo tanto debe prestar especial atención para que la efectúe correctamente.

Ejercicio de “acudir al llamado”

Elementos de enseñanza: collar, soga de 10 metros y correa.

Orden de mando: Aquí.

Duración de la instrucción: 10 minutos.

Práctica: 5 días corridos.

Enseñanza: Perro y guía en posición de “Junto” a la correa. Ordene a su perro “Quédate” y se coloca frente al mismo a la distancia que dé la correa, que debe llevarla con la mano izquierda.

Con las piernas un poco separadas, ordena a su perro “Aquí” al mismo tiempo que da un tirón a la correa. Apoye igualmente con una seña hecha con su mano derecha como si lo atrayese hacia sus piernas.

Cuando el perro llega hasta usted, le ordena “Sit”con su hocico apuntando hacia sus rodilla y la cabeza levantada a fin de mirarle a la cara. Lo acaricia y felicita pero no debe moverse ni cambiar su postura. Si intenta mirar hacia los lados, lo reprende “Pfui” y lo obliga a mirarle a la cara. Su represión no debe infundirle miedo, sino sólo demostrarle que está equivocada.

El perro debe acudir a su llamado, en línea recta, sentarse frente a sus piernas y con la cabeza levantada. Para dar por finalizado el ejercicio, ordena a su perro “Junto” y ya colocado, lo felicita y lo deja ir a jugar.

Cambie la correa por la soga de 10 metros y alargue la distancia hasta que una vez dominado el ejercicio pueda prescindir de tila completamente, estando el perro suelto.

En otras ocasiones y para acostumbrarlo a acudir a su llamado en cualquier circunstancia, llévelo a pasear con la soga de 10 metros, y cuando esté completamente distraído, le ordena “Aquí” dándole un tirón del collar. De esta forma se acostumbrará a estar atento a su llamado.

No lo canse, ya que el secreto de todo adiestramiento es evitar el aburrimiento del animal.

Ejercicio de “muerto”

Elementos de enseñanza: Collar y correa.

Orden de mando: “Muerto”.

Práctica: 5 días corridos.

Enseñanza: Perro y guía en posición de “Junto” a la correa. Correa en la mano derecha. Le ordena “Down” y una vez echado se le ordena “Muerto”.

Al mismo tiempo que se le imparte la orden de “Down”, con su mano izquierda presiona sobre el costado (sobre la zona del riñón derecho) obligando al animal a acostarse sobre el lado izquierdo.

Estando éste en posición de “Muerto”, acarícielo hasta que se tranquilice y se relaje. Debe apoyar la cabeza sobre el piso y desentenderse de todo. Felicítelo “Muy bien”, “Muy bien”. Cuente hasta 10 y le ordena “Vivo” dándole un pequeño tirón del collar.

Se debe practicar hasta que el animal se haga el muerto a la sola orden. Estando en la posición de muerto, salte por encima, tóquelo con el pie, camine a su alrededor, tómelo’ de las patas, etc., siempre repitiéndole la orden de “Muerto”, “Muy bien”, “Muy bien”.

Solicite a algún amigo que le salte encima, y si tiene perro, que el mismo le pase por encima, lo roce, siempre cuidando de que no se peleen o lo muerda. Felicite siempre a su perro a la terminación de cada ejercicio ya que lo estimula y le agrada.

2da. etapa:

Práctica: 3 días corridos.

Perro en posición de “Down” a la correa y frente al guía. Le ordena “Muerto” al mismo tiempo que efectúa con su mano derecha un movimiento como levantando algo para dejarlo caer suavemente. Mientras se le enseña, en el movimiento de dejar caer la mano, se puede apoyar sobre el cuerpo del animal haciendo una leve presión sobre el costado a fin de obligarlo a acostarse. Una vez en la posición correcta, se le acaricia y tranquiliza mientras se le sigue repitiendo la orden de “Muerto, Muy bien, Muerto”.

Aléjese unos pasos, crúcele por encima del cuerpo, vuelva a alejarse, siempre vigilándolo para que no levante la cabeza y ordenándole “Muerto” y “Muy bien” si así lo hace. A medida que note sus progresos, podrá enseñarle a ejecutar el ejercicio a distancias mayores, suelto y tanto a la voz de mando como a las señas únicamente.

Acarícielo y felicítelo todas las veces.




Califica este Artículo:
5 / 5 (1 votos)






Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *