Estás viendo: Canarios

El jaulón de vuelo para canarios



El jaulón de vuelo para canarios

Cuando pretendemos alojar un grupo de canarios, generalmente jóvenes o hembras adultas fuera de la temporada de cría, en un jaulón de vuelo común a toda la colectividad, recurrimos a una voladora más espaciosa que nos permita nuestra disponibilidad de espacio. No podemos ahora hablar de medidas ideales, pues lógicamente cuanto mayor sea el volumen

Puertas, comederos y otros detalles para jaulas de canario



Jaulas de canario

Un buen diseño de jaula puede resultar desechable si no cuida algunos detalles que en la práctica resultan de gran importancia. Por ejemplo: Las puertas Deben tener un tamaño proporcionado que permita introducir la mano fácilmente para extraer comederos y bebederos, para tomar un pájaro en la mano o para acceder a los rincones para

El ambiente para el canario: Luz natural y aire puro son las condiciones básicas



El ambiente para el canario: Luz natural y aire puro son las condiciones básicas

Una vez elegida la jaula llega el momento de colocarla en un lugar de la casa que pasará a ser medio ambiente para nuestro canario. La elección de un emplazamiento adecuado es de suma importancia. La habitación debe ser alegre, es decir, bien iluminada. Colocaremos la jaula cerca de una ventana, donde pueda recibir la

Accesorios de las jaulas para canarios



Jaulas para canarios

Las necesidades de mantenimiento de un canario o una colectividad hacen imprescindible disponer de unos accesorios. Son éstos: Comederos. Bebederos. Bañeras. Recipientes para el bizcocho. Soportes para los alimentos vegetales. Comederos. El mercado ofrece una increíble gama de comederos de los más diversos diseños y materiales. Prácticamente en extinción los antiguos de zinc u hojalata

El ambiente para el canario: La temperatura, un factor de suma importancia



El ambiente para el canario: La temperatura, un factor de suma importancia

Los canarios son capaces de aclimatarse a temperaturas bajas, a las que sobreviven perfectamente siempre que el cambio tenga lugar de forma progresiva y que dispongan de un techo o refugio contra las heladas. En cambio, soportan muy mal la temperatura excesiva del interior de las habitaciones caldeadas artificialmente. La calefacción es en realidad uno