Cama para gatos


Cama para gatos

Como para cualquier otra clase de animal doméstico, nuestro gato necesitará ciertos elementos básicos para que pueda sentirse cómodo en su nuevo hogar.

La cama que le proporcionaremos a nuestro gato, podrá consistir en una canasta, construida en material lavable sin recovecos o rincones inaccesibles o puede ser simplemente una colchoneta que pueda ser lavada con frecuencia.

Muchas veces, una simple caja de cartón o una manta de viaje pueden cumplir esta función.

Podemos hacerles la cama lo más cómoda posible con rellenos blandos, aunque lo importante no es el formato, sino que les guste.

En realidad los gatos se duermen casi en cualquier sitio y, a diferencia de otros animales, rara vez eligen sólo un lugar donde dormir.

La cama debe ser más grande que el gato estirado y si es una cuna de madera debe estar cerrada por los tres extremos, las casas para gatos tipo iglú no sirven para gatos de pelo largo ya que los acalora mucho.

Los gatitos muy pequeñitos que no tienen a su madre o hermanos cerca necesitarán calor adicional, así que procure ponerles una manta para dormir.

Suelen descubrir primero los lugares de la casa que más les gustan y alternan buscando el más tranquilo o caliente.

Es difícil evitar que duerma en nuestra cama, a no ser que se le prohíba el paso a las habitaciones. Por eso, habremos de elegir un lugar tranquilo en la casa para colocarle su cama. Preferiblemente no en los dormitorios (de los niños sobre todo).

Resulta ideal un rincón de algún cuarto tipo despacho, cuarto de estudio o en el salón, cerca de algún aparato calentador que funcione durante el día

Recomendaciones de Cama

Siga los siguientes consejos para que su gato se encuentre a gusto en el lugar elegido para su lecho:

 

  • Si se coloca la cama del gato en una habitación cerrada, coloque en ella una bandeja de arena o deje abierta la posibilidad de que pueda acceder a la suya si lo necesita.
  • Elija un lugar tranquilo de su casa le-jos del tránsito de las personas.
  • El sitio donde ubique la cama del gato no debe ser húmedo para que pueda dormir.
  • Es difícil que se adapten a nuestro horario de descanso, ya que sus horas de sueño las distribuyen a lo largo del día y tienen más actividad nocturna. Lo ideal es cansarlos jugando durante el día si luego queremos descansar por la noche. De todos modos, forma parte de su educación el hacer que nos respeten el sueño.

 




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)






Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *