Cachorro enfermo con diferentes síntomas


El pasado 24 de octubre compramos una cachorrita Westie en una tienda. Acto seguido entramos en su veterinario a que le hicieran una revisión. Allí nos dijeron que estaba todo bien y nos la llevamos a casa.

En menos de 4 horas la perrita empezó con tos y arcadas. Estuvo toda la noche y de vez en cuando echaba flemas. Llamamos al veterinario y nos dijo que fuéramos esa tarde. Al llegar allí nos dicen que posiblemente se ha resfriado y nos mandan dos antibióticos: DOXICICLINA y AMOXICILINA y también FLUMIL.

Nos la volvemos a llevar a casa, continua con tos, arcadas y esa noche empieza a perder el apetito. A la mañana siguiente no quiso desayunar, por la tarde conseguimos que comiese un poco de pienso mezclado con una cucharadita de lata de pollo. A las 4 horas lo vomitó y no cenó.

A la mañana siguiente tuvo diarrea y continuaba sin comer. La llevamos al veterinario a las 8 de la mañana y la dejaron ingresada.

Estuvo una semana ingresada, en todo momento nos dicen que no saben qué le puede pasar. Le siguen dando los antibióticos y hay días que nos dicen que está mejor y otros peor. Como hacía menos de 8 días que le habían puesto la segunda vacuna no le hacían la prueba del parvovirus ni coronavirus. Cuando pasaron 8 días se lo hicieron y dio negativo. Pero nos advierten que puede ser un falso negativo.

Durante esos días la perrita casi no come y para conseguirlo le dan comida de humano: jamón, magdalenas, paté, etc.

Cada vez come menos con ellos, le ponen una vía pero se la arranca, las cacas no vuelven a ser sólidas, son plastosas pero aún así nos dicen que como está animada y la tos ha mejorado, prefieren que nos la llevemos a casa para ver si con nosotros come.

Nos la llevamos a casa y con nosotros come lata de su pienso y bolitas de su pienso Royal Canin Starter. Se la ve animada pero pasa la noche entera tosiendo, igual que cuando la llevamos la primera vez aunque ahora no tiene arcadas.

Observamos al llegar a casa del veterinario que tiene el final del lomo hinchado y llamamos a preguntar. Nos dicen que es normal, que es producido por los pinchazos de los antibióticos y que le irá bajando.

Al día siguiente sigue con tos, come, pero la inflamación va en aumento, se le vuelve roja y a las horas supura Pus.

La volvemos a llevar al veterinario y resulta que ellos nunca la habían pinchado en esa zona. Se quedan sorprendidos por la cantidad de pus que no para de salir de la zona, empieza a vaciarlo y se asombra del agujero que ha dejado en el lomo del animal.

Vuelven a ingresarla, esta vez con crema antibiótica en la zona y nos dicen que si no consiguen frenarlo tendrán que operarla para ponerle un drenaje.

A todo esto no nos dan ninguna explicación, siempre nos dicen que no saben qué le pasa y ya no sabemos qué pensar. No nos podemos creer que no sepan nada de todo lo que le pasa y que cada día le pase algo nuevo.

Podría ayudarnos? Sabe qué puede pasarle a nuestro cachorro?

Tipo de Animal:

  • Perro.

Sexo:

  • Hembra.

Raza:

  • Westy.

Edad:

  • 3 meses.

Sara




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *