Aves migratorias en la Europa meridional


Otro tema candente, que siguiendo esta misma corriente de pensamiento necesita ser tratado indispensablemente, es el de la caza de aves migratorias en la Europa meridional, en especial en España, Italia y Grecia. Se calcula que sólo en Italia, 2,5 millones de mal llamados cazadores disparan 1500 millones de cartuchos anualmente; y con armas de fuego, redes, lazos y 20 millones de aves de reclamo, dan muerte a 250 millones de animales de pluma. Es indiscutible que, entre ellos, se encuentran muchas especies raras, protegidas, pero ¿quién se preocupa de cumplir lo que está mandado por la ley?

Si se recapacita sobre el enorme dispendio material y de tiempo en proporción al valor alimenticio del botín, resulta evidente que los pájaros sacrificados son de absoluta superfluidad si lo que se pretende es abastecer con su carne a las personas. La mayoría de tales cazadores confiesan francamente que lo hacen por mero placer cuando alguien indaga acerca del motivo de esta cuestionable actuación.

De todos modos, antes de ponernos a criticar a otros pueblos, quizás valdría la pena que por una vez viéramos qué se hace en casa o, como se dice vulgarmente, nos cogiéramos de nuestra propia nariz. ¿Cómo andan, pues, las cosas en los países europeos, con una legislación sobre caza y protección de la fauna? ¿Cómo se trata a plantas y animales? La respuesta, que debería abochornarnos. Según apreciaciones muy comedidas, año tras año, han dejado de anidar por una causa u otra unos 3,2 millones de aves.

Más reprobable todavía que perseguir directamente a los pájaros de un modo tan bárbaro, es atentar contra su espacio vital.

Las bajas en la avifauna producidas por la caza pueden compensarse en muy pocos años. Una pradera desecada, un curso de agua canalizado, una marisma rotunda o un paisaje que desaparece bajo el hormigón, se habrán perdido para siempre.




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)






Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *