Aseo de la caseta del Cocker Spaniel


Cualquiera que sea el sitio donde viva el perro, ya sea dentro o fuera de la casa, cuida de que esté en zona tan limpia e higiénica como sea posible. Sus excrementos deben ser retirados sin falta cada día. No hay que forzarle a que se tienda sobre sus propias heces.

Si vive en caseta propia, debe barrerse el suelo de vez en cuando y cambiarle regularmente la cama cuando esté sucia. Los platos de la comida y del agua deben fregarse con agua y detergente enjuagándolos bien para eliminar toda traza de jabón. El agua de beber debe renovarse con agua fresca. Tanto el perro como su entorno deben mantenerse libres de parásitos (especialmente pulgas y mosquitos que pueden acarrear enfermedades) mediante productos diseñados para mantener controladas esas plagas. Las jaulas deben fregarse al igual que las perreras. El perro debe mantenerse limpio y cómodo en todo momento y si sigues un estricto control sanitario conseguirás reducir al mínimo las enfermedades y las infecciones parasitarias.

Así como el acicalado y baño del perro lo mantienen sano, una limpieza y desinfección de su zona de habitáculo tiene su importancia para su salud en general. Muchos perros que sufran depresión están sujetos a habitáculo mal mantenidos. Las condiciones físicas y psíquicas de un perro están íntimamente relacionadas entre sí. Un perro limpio es un perro sano y alegre.




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)






Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *