Alimentación de periquitos australianos: las semillas


Alimentación de periquitos australianos, las semillas

Es la base de la alimentación puesto que los periquitos son principalmente granívoros (aunque también las frutas y verduras son una parte imprescindíble de su dieta).

Siempre deben tener una buena mezcla le semillas a su disposición.

Cuestión de mezclas

En principio, puedes dar una mezcla como las que venden en cualquier supermercado, pero no son las mejores: suelen ser poco variados, contienen tres o cuatro tipos distintos de semillas, que es muy poco.

Además con frecuencia están caducados, y por tanto pobres en vitaminas.

Es recomendable que con cualquier mezcla hagas la prueba de la germinación: cuenta 100 semillas y déjalos cubiertos de agua durante unas ocho horas.

Después los lavas (en un colador) bajo el caño y los dejas 24 horas en un lugar oscuro, para que les llegue el aire.

Al día siguiente empezarán a germinar. Nunca germinarán todos, pero cuanto más, mejor. Una mezcla es buena si germinan más del 80 % de las semillas, si germinan menos de la mitad la mezcla no se debería utilizar.

Puedes comprar semillas sueltas, y mezclarlos en proporciones adecuadas (haz también la prueba de la germinación).

Un ejemplo de mezcla es:

  • 40 % de Alpiste
  • 20 % de Mijo Plateado
  • 10% de Mijo de Plata
  • 15 % de Mijo de Japón
  • 5 % de Mijo de Senegal (Panizo)
  • Los 10 % restantes: Escanda, Avena, Cáñamo, Linaza, Amapola, etc.

Cantidad de la mezcla

La mezcla debe estar siempre a libre disposición de los periquitos. Como regla general, se puede decir que un periquito come aproximadamente una cucharada de semillas por día, pero esta cantidad depende también de la edad, del ejercicio que hace, y de la cantidad de otros tipos de alimentos que come diariamente (frutas, verduras…).

En cualquier caso, si notas que tu periquito está más gordo de lo que debería estar, la solución no está en restringir la cantidad de comida. Ningún periquito normal come más de lo que le conviene si no tiene una buena razón, como puede ser: aburrimiento (periquitos sin pareja suelen sufrir obesidad con mucha más frecuencia que aquellos que viven en pareja o en grupos), falta de movimiento (jaulas muy pequeñas!), enfermedades, etc.

La solución está en remediar la causa y ofrecer más frutas y verduras, que no engordan.

Semillas útiles

Estas son las semillas más recomedables que deberían estar dentro de la mezcla

Alpiste (Phalaris canariensis): semillas grises y alargadas, miden unos 3 mm. Son fáciles de abrir (ideal para periquitos jóvenes) y bastante nutritivos. La mezcla puede contener hasta un 40 % de esta semilla.

Mijo (Setaria, Panicum): hay distintas especies, es la semilla para periquitos por excelencia. Suelen ser semillas redondeadas, que varían en tamaño y color.

  • Mijo plateado: semillas redondeadas y grisáceas. Fácilmente digestibles y nutritivos, una buena mezcla contiene por lo menos un 20 %.
  • Mijo de Plata o mijo amarillo: semillas parecidos a la anterior, pero más pequeñas y amarillentas. Es el mijo más barato y suele ser el componente mayoritario de las mezclas comerciales, pero si tú mismo fabricas la mezcla, es recomendable que contenga como mucho un 15 %.
  • Mijo rojo: semillas redondeadas y rojizas oscuras. Son duros (difíciles de pelar) y no demasiado nutritivos, pero se suelen añadir a mezclas comerciales por ser «bonitos». Son prescindibles.
  • Mijo de Japón: semillas grisáceas y triangulares. Son muy nutritivos y fáciles de pelar, además a los periquitos les gusta mucho su sabor. Por desgracia, al ser bastante cara, las mezclas comerciales no la suelen llevar.
  • Si preparas tu propia mezcla, procura añadir por lo menos un 10 %.
  • Mijo de Senegal o Panizo: semillas pequeñas y redondas, amarillas o rojizas. A los periquitos les encantan, pero son bastante calóricos. Como mucho la mezcla debería contener un 5 %. También se vende en racimos, una golosina especial para los periquitos.

Escanda (Triticum spelta): Es un cereal parecido al trigo, las semillas son alargados y verdosos. Son muy nutritivos y pobres en grasa, y una vez que los periquitos lo hayan descubierto les suele encantar.

Avena (Avena sativa): semillas alargadas y bastante grandes. La mayoría de las mezclas comerciales contienen un cierto porcentaje de avena, pero este nunca debería pasar del 5%: la avena es muy calórica y rica en grasas, es decir, engorda bastante.

Cáñamon (Cannabis sativa): semillas redondeadas, grandes y verdosas. La mayoría de los periquitos no se comen las semillas, simplemente porque son muy duros y difíciles de pelar. Pero para aquellos periquitos que lo aprenden suelen ser una auténtica golosina. (El cáñamo de las mezclas para pájaros por supuesto no es el mismo del que se obtiene hachís. El cáñamo para pájaros no es ni alucinógeno, ni es ilegal tener las semillas, ni siquiera las plantas si los haces germinar.)

Linaza: semillas aplanados, canelos y pequeños. Son muy ricos en grasa (hasta el 35%), pero muy sabrosos. La mezcla habitual no debe contener más del 2% aprox., pero durante la época de cría, enfermedades, estrés, etc.; se puede aumentarla proporción de linaza de la mezcla.

Amapola: semillas negro-grisáceos, pequeños y redondeados. Igual que la linaza, son sabrosos pero muy ricos en grasas, por ello, tampoco conviene que haya más de un 2% en la mezcla. (Las semillas de amapola comerciales provienen de la amapola roja, y no de la adormidera, que contiene opiatos. Por ello, solo los compres, no los colecciones tú mismo, los de la dormidera, de flores blancos, son venenosos).

Las semillas germinadas

Al germinar, en las semillas se producen procesos bioquímicos que aumentan su valor nutritivo y el contenido en vitaminas. Además, una vez que los periquitos hayan descubierto esta comida, les encantará. ¡Es una golosina especial para tus periquitos!

Lo ideal sería que por lo menos una vez a la semana se ponga a disposición de los periquitos. La cantidad adecuada es media cucharada por periquitos (de semillas secas), pero un exceso no hace daño. ¡Cuidado! Es muy importante que retires las semillas germinadas después de como mucho cuatro horas, se pudre con mucha facilidad y echa mohos. ¡Nunca ofrezcas semillas germinadas a tus periquitos si observas trazas de moho o huelen raros!

Puedes hacer germinar la mezcla de semillas habitual. Pero retira las semillas de avena (suelen estar pelados, y en vez de germinar, se pudren), linaza (se recubren con una especie de moco al mojarse, los periquitos los suelen rechazar entonces). Otras semillas ideales para hacerlos germinar son:

Amaranto (Amaranthus caudatus): semillas pequeñas, redondas y duras de distintos colores, desde el amarillo al negro. Altamente digestibles, pero más que como componentes de la mezcla son ideales para hacerlos germinar.

Trigo (Triticum): el trigo se puede dar a los periquitos, pero siempre remojado en agua, como golosina, si no es demasiado duro. Es muy rico en vitamina B, además de nutritivo.

Quínua: semillas redondeados verde – grisáceos, procedentes de Sudamérica. Son ideales para hacerlos germinar, pero en forma seca son demasiado duros y de sabor amargo. Germinados, son una auténtica golosina.

Alpiste: Es otra variedad que con mucha facilidad germina.

En “pellets”

Hay unas mezclas en forma de bolitas o «pellets» que venden para periquitos y cualquier clase de aves.

Seguramente, contienen todos los nutrientes necesarios en la proporción adecuada, pero lo más común es que los periquitos pasen de ellos.

Para algo son granívoros, y lo que comen en libertad son precisamente semillas y hierbas. Hay miles de criadores y dueños que alimentan a sus periquitos con la «dieta tradicional» y consiguen muy buenos resultados. Mientras las semillas sean de buena calidad, la mezcla contenga las semillas en la proporción adecuada, y el dueño además proporciona frutas y verduras a sus periquitos, es una opción perfectamente válida.

¿A ti te gustaría comer todos los días lo mismo? Por muy completa que sea la dieta con el pienso, es aburrida y monótona para los periquitos.

Además no puedes comprobar en qué condiciones se transporta y almacena el pienso, por muy completa que sea la mezcla cuando sale de la fábrica, hay vitaminas que se desnaturalizan con el calor, el frío, la luz solar o simplemente con el tiempo. Así que, la mezcla, mal almacenada, puede perder mucho de su valor nutritivo.

Y esto, con una dieta variada rica en frutas, verduras, semillas germinadas, etc. se puede evitar en medida de lo posible.

Si a pesar de todo quieres alimentar a tus periquitos con este pienso (suponiendo que lo comen), no dejes por ello dar frutas y verduras todos los días. Incluso es recomendable combinarlo con una mezcla de semillas, para que los periquitos puedan elegir lo que más les guste.




Califica este Artículo:
4 / 5 (1 votos)






Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *