Acomodación, aseo y ejercicio del Cocker Spaniel


Los cachorros recién separados de su madre y hermanos deben mantenerse calientes. A medida que van creciendo se pueden ir aclimatando gradualmente a temperaturas más frías. Al comprar un perro infórmate por el vendedor si puede resistir los rigores del exterior. Si tu perro ha de vivir en el interior quizá sea suficiente que tenga su cama en un rincón de la habitación familiar, pero puede interesar hacerse con una jaula o cuévana que constituya su «hogar» siempre que sea necesario confinarlo durante un corto período.

Puedes planear dedicar una habitación especial o parte de ella para el perro; un garaje caliente o un sótano sirven bien como vivienda para él. Si va a vivir en el exterior puedes adquirir o construir su propia caseta asignándole un cierto espacio. O puede colocarse su casa en un patio vallarlo. Así puede tener acceso a alguna forma de resguardo caliente y seco en las épocas de tiempo inclemente. Cuando empieces a pensar en qué lugar tu compañero canino pasará más tiempo, deberás tener en cuenta su edad, temperamento y necesidad de ejercicio, así como en el dinero, espacio y recursos de que dispones para alojarlo.




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)






Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *