Problemas cardíacos 7 consejos saludables para perros y gatos

Problemas cardíacos 7 consejos saludables para perros y gatos

Por muchos alimentos grasos o suculentas golosinas que coman los animales de compañía, sus arterias no se obstruyen como las de los seres humanos. Sin embargo, el corazón, como cualquier bomba, puede tener problemas que le impidan trabajar con eficiencia. Aunque toda afección cardíaca requiere la atención de un especialista, usted puede tomar algunas medidas preventivas para mantener la salud del corazón.

Para perros y gatos

Simplifique la digestión. Ingerir una comida abundante una vez al día exige mayor esfuerzo al organismo que tomar varias comidas moderadas. Si sirve a su animal de compañía 2 o 3 raciones pequeñas de alimento al día, su estómago estará igual de satisfecho y su corazón estará sometido a un esfuerzo menor.

Déle aceite de pescado. Algunos estudios sugieren que los ácidos grasos Omega3 contribuyen a bajar la presión arterial y reducen el riesgo de formación de coágulos sanguíneos, que pueden causar ataques cardíacos. Aunque resulte algo caro, su animal de compañía consumirá suficientes ácidos grasos Omega3 si come pescado fresco o enlatado —como arenques, caballa, salmón o atún—varias veces a la semana. Una alternativa más sencilla es darles suplementos. Estos suplementos se comercializan en forma de cápsulas y se venden en tiendas de productos naturales o de artículos para animales de compañía. El veterinario le informará de los mejores suplementos y de la dosis adecuada.

Vigile su linea. El exceso de peso exige un trabajo adicional al corazón, que funciona mejor si no encuentra resistencia para bombear adecuadamente. Al tocar los flancos del animal, usted debería poder palpar sus costillas. Si sólo toca grasa, consulte al veterinario para que le recete un régimen de adelgazamiento equilibrado.

Restrinja la sal. Aunque la mayoría de los gatos y de los perros pueden consumir cantidades normales de sal sin problemas, es preciso controlar la ingestión de sal de aquellos que padecen afecciones cardíacas, casi todos los alimentos para animales de compañía contienen cantidades pequeñas y aceptables de sal, pero los animales con problemas cardíacos pueden beneficiarse de una dieta aun más pobre en sal. Pruebe a darle alimentos bajos en sal, de alguna casa comercial que tenga piensos medicados.

Incítelo a moverse. El ejercicio regular es una de las mejores maneras de hacer que el corazón y los pulmones trabajen con eficacia. Saque a pasear al animal 2 veces al día, durante un mínimo de 15 o 20 minutos cada vez. Sin embargo, a menos que su animal de compañía esté en forma, no permita que haga demasiado esfuerzo. Aumente la intensidad del ejercicio de manera gradual. Y si el animal ya padece una afección cardíaca, consulte con el veterinario antes de iniciarlo en una actividad nueva. Consulte con el veterinario sobre la conveniencia de darle aspirina. La ingestión regular de pequeñas dosis de aspirina ayuda a «licuar» la sangre, reduciendo el riesgo de formación de peligrosos coágulos sanguíneos. Sin embargo, este tratamiento no es apropiado en todos los casos, de modo que consulte al veterinario antes de administrárselo a su animal de compañía. Además, nunca sustituya la aspirina por otro fármaco sin la autorización previa del veterinario. Algunos analgésicos de venta sin receta pueden ser peligrosos para los animales.

Recurra a las vitaminas. Algunas investigaciones sugieren que la ingestión diaria de vitaminas antioxidantes —C, E o betacaroteno— puede contribuir a neutralizar el efecto dañino que algunas moléculas de oxígeno ejercen sobre las células y que puede causar trastornos cardíacos. El veterinario le prescribirá la dosis apropiada para su animal de compañía.

El cepillo de dientes combate las enfermedades cardíacas

Dicen que el mejor camino hacia el corazón de un animal doméstica pasa por el estómago. Sin embargo, en lo que respecta a las enfermedades cardíacas, es probable que sus dientes constituyan un peligroso atajo.

Cuando un veterinario levanta los labios del animal y observa problemas dentales, sospecha que podría haber una afección cardíaca. Las bacterias que atacan a los dientes pueden entrar en el torrente sanguíneo a través de las encías. Estas bacterias flotan en la sangre y tienden a asentarse en una válvula del corazón. Después de 6 o 7 años, dejan una cicatriz en la válvula.

Por lo tanto, es importante mantener los dientes de un animal doméstico limpios y blancos mediante una higiene regular; es decir, cepillándolos a diario. Además, masticar zanahorias crudas o juguetes de goma dura contribuye a limpiar los dientes.

Cuándo consultar al veterinario

Aunque los animales domésticos son menos propensos a los ataques cardíacos que las personas, cualquier disfunción del corazón requiere un tratamiento rápido. Entre los síntomas de problemas cardíacos se cuentan: respiración agitada, hinchazón abdominal o coloración azul en el interior de los labios (un signo de falta de oxígeno). El pulso del animal es otra indicación del buen (o mal) funcionamiento del corazón. Para tomarle el pulso, coloque una mano sobre su pecho, cerca del codo izquierdo.

Cuente el número de latidos en 15 segundos y multiplíquelo por 4. El pulso normal del gato es de 120 pulsaciones por minuto, mientras que el del perro “oscila entre 60 y 160 pulsaciones, dependiendo de la raza. Un pulso rápido, lento o irregular podría indicar un trastorno grave. Consulte al veterinaria lo antes posible.



Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)


El Tablón gratis de consultas veterinarias de ComoCriar.org



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>