Sistema respiratorio del perro

Sistema respiratorio del perro

Se compone de nariz, laringe, faringe, tráquea, bronquios y pulmones y tiene dos funciones principales que son la re­gulación de la temperatura corporal y, más importante si cabe, el intercambio gaseoso para proveer al cuerpo de oxige­no y al propio tiempo liberarle de dióxido de carbono.

Por lo que se refiere al acto de respi­rar propiamente dicho, es automático y se realiza bajo control del denominado centro respiratorio que se encuentra ubicado en la llamada duna oblongata. Se realiza en dos tiempos, la inspira­ción y la espiración y, en el caso de los perros, en condiciones normales en el

adulto se producen con un ritmo de en­tre 15 y 30 por minuto. Cabe decir igual­mente que existen varias formas de respiración que se consideran normales y que se producen de forma espontánea, como por ejemplo hipar, toser, estornu­dar o bostezar u otras que implican al­gún tipo de problema, como la apnea, la dispnea o la hiperpnea.

Conviene tener en cuenta, además, que el ritmo respiratorio se puede ver al­terado por distintas circunstancias y por factores internos y externos, como por ejemplo con el aumento o la bajada de la temperatura corporal, o sea la hiperter­mia y la hipotermia, tras la práctica de un ejercicio violento, carrera, saltos, etc., debido a alteraciones emocionales (mie­do, cólera, excitación sexual, etc.) o como consecuencia del excesivo calor o frío medioambiental. Asimismo, un estado de inconsciencia o semiinconsciencia pro­duce una disminución del ritmo respira­torio, y lo mismo ocurre durante un estado de shock o sencillamente durante el descanso y las horas de sueño.

Fases de la respiración

  1. Inspiración. Se debe a un esfuer­zo muscular que dilata el pecho en sus tres dimensiones, de manera que los pulmones se tengan que expandir para llenar el vacío que, de otra manera, se produciría; la diferencia de presión que se produce entonces causa un flujo de penetración de aire.
  2. Espiración. Es el retroceso elásti­co mediante el cual el diafragma se mue­ve hacia delante y las costillas retornan a su posición inicial debido a la tensión muscular por un lado y a la propia elasticidad de los cartílagos, y dura algo más que la fase de inspiración.



Califica este Artículo:
5 / 5 (1 votos)


El Tablón gratis de consultas veterinarias de ComoCriar.org



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>