La pesca con ninfa

La pesca con ninfa

Presentación

La pesca con ninfa fue desarrollada en la segunda mitad del siglo xix por un pescador inglés llamado Skues. Esta técnica de pesca con látigo fue descrita extensamente por Halford, gran maestro de pesca con mosca de esta época, pero él consideraba que la pesca de los peces de cebado no se debía hacer sino sobre peces activos en la superficie. Sawyer, otro pescador inglés, continuó el desarrollo de la pesca con ninfa siguiendo los pasos de Skues.

Algunos de estos modelos, como la pheasant tail, son todavía hoy consideradas como ninfas de referencia. La pesca con mosca con ayuda de una ninfa consiste en presentarle a un pez una imitación de larva de insecto acuático o invertebrado vivo sobre el fondo de los ríos (gambarus). Esta larva podrá ser imitada en distintos estadios de desarrollo:

  • Larva, a lo largo de su vida acuática (ninfa de fondo.)
  • Larva activa arrastrada por la corriente (ninfa de agua o nadadora).
  • Larva en fase de ascenso hacia la superficie para eclosionar (ninfa de superficie).

Esta forma de pesca con mosca tiene mucho éxito entre las generaciones jóvenes que ven en esta técnica un medio de expresarse plenamente y de desarrollar su sentido de la observación. Los clubes y escuelas de pesca han surgido gracias al interés de los jóvenes por la ninfa, que tiene tendencia a suplantar la pesca con mosca seca en estos tramos de edad. Este entusiasmo está totalmente justificado, pues la pesca con ninfa es una modalidad donde la táctica tiene un lugar importante.

En efecto, con mosca seca todo es visual y sucede en la superficie, mientras que con la ninfa, en la mayoría de los casos, se pesca a ciegas y conviene encontrar la táctica correcta para engañar al pez. Si no sucede nada en la superficie pescando al agua, si no hay picadas, por qué no intentarlo con ninfa, y conseguir algunas capturas mientras los simpatizantes de la seca estarán, probablemente, refunfuñando.

Esta forma de pesca parece complicada para el debutante y desanima a más de uno; no obstante la técnica base es sencilla siempre que uno permanezca concentrado. Al comienzo del aprendizaje hay que obligarse a pescar con ninfa y no abandonar al cabo de diez minutos; y cuando lleguen las primeras capturas, ¡qué felicidad! Se pueden pescar peces con ninfa en casi todas las condiciones climatológicas utilizando diferentes técnicas.

Por el contrario, las larvas de los insectos acuáticos temen la luz, y tendrán un aumento de actividad en los días nublados, sobre todo si cae un poco de lluvia fina. El principio y el fin de la noche son igualmente periodos de intensa actividad para las larvas. La pesca con ninfa reagrupa tres técnicas muy específicas, que se utilizan en condiciones precisas, en función del tipo de río y de la estación.

Foto La pesca con ninfa caja de moscas

La ninfa al hilo

Es la técnica más utilizada. Permite enfrentarse a un gran número de situaciones. Alcanza su máxima eficacia en mayo y en junio, así como al final de la temporada, cuando las larvas de Baetis son las más activas y, accidentalmente, las arrastra la corriente. La pesca con imitaciones de ninfas que suben hacia la superficie para eclosionar es un buen medio de pescar peces al hilo. Esta forma de pesca se utiliza sobre todo en los ríos con corriente lenta o poco rápida, para una mejor visualización de la picada.

La ninfa a la vista

Es la última oportunidad de pesca en el verano, cuando los ríos están más bajos de caudal. Se pueden utilizar muchos modelos con esta técnica, pero las imitaciones de las larvas de los tricópteros, con o sin funda, dan los mejores resultados. Por razones evidentes de localización del pez y de visión de la imitación, la ninfa a la vista se practica en ríos con corriente regular y lenta.

La ruleta o ninfa pesada

La ruleta es la forma de pesca más utilizada al comienzo de la temporada, cuando el agua está fuerte y teñida. Debido al peso importante de las ninfas, permite explorar las capas inferiores del río. Por las mismas razones, se utiliza en ríos potentes de tipo glaciar, cuyo caudal es importante al principio de la temporada. A menudo es el único medio de clavar buenos ejemplares.

Material específico

A lo largo de la misma jornada de pesca, el mosquero podrá pasar de la mosca seca a la ninfa a su gusto, utilizando el mismo material, lo que permite adaptarse a las distintas condiciones que podemos encontrar en una misma eclosión. Por lo tanto, como con la mosca seca, un material específico y adaptado a las distintas técnicas permite pescar con más confort y de forma más eficaz.

La ninfa al hilo

Debido algunas veces al peso bastante importante del señuelo usado, una caña relativamente potente y con acción de puntera permite lanzar la ninfa con facilidad. Además ésta permite un ritmo de pesca sostenido sin falsos lances, con posadas precisas. Una longitud comprendida entre 9 y 10 pies constituye una buena medida y debe poder lanzar una línea n.° 4 o n.° 5. Si un fabricante propone varios números de sedal para una misma caña, utilizad el peso más elevado. En esta forma de pesca, el carrete no tiene gran importancia, pero uno manual equipado con un freno suave y progresivo dará buen resultado en el caso de apresar una buena pieza, lo que es frecuente cuando se utiliza la ninfa al hilo.

La ruleta

Las ninfas pesadas utilizadas para pescar con la ruleta necesitan el uso de una caña potente prevista para sedal n.° 6 o n.° 7 para la pesca de grandes ríos con elevado caudal. Para facilitar el lance de éstas pesadas imitaciones, se necesita una caña de acción semiparabólica para propulsarles de golpe.

En esta técnica de pesca, el carrete tiene poca importancia y sirve únicamente de reserva del sedal. Además un buen freno progresivo os permitirá reprimir los grandes peces a menudo habituados a este tipo de ninfa. Un sedal WF n.° 6 o n.° 7 en prolongación con un bajo de línea corto y de rápida construcción completará este equipo. En ríos potentes y profundos, un bajo de línea sumergible facilitará la inmersión de la ninfa y permitirá explorar los lechos inferiores, difíciles de alcanzar con un bajo de línea clásico.

Foto La pesca con ninfa muestra ninfas

Ninfa a la vista

Para la pesca de peces con ninfa vista, una caña larga de 8,5 a 9 pies es lo mejor para enfrentarse a la mayoría de las situaciones. Esta longitud está justificada por una acción de pesca que se efectúa casi siempre fuera del río por razones de discreción evidentes. Además favorece el lance a ballesta, muy empleado en esta técnica. Debido a la calidad y al grosor de la punta del bajo de línea utilizado en esta forma de pesca, la caña ha de permitir una acción bastante suave para amortiguar las roturas al clavar y disponer de una reserva importante de potencia para poder propulsar una ninfa ligera a una buena distancia sacando poco sedal.

La ninfa vista se practica, generalmente, en ríos de orillas obstruidas, y será preferible un carrete semiautomático para recuperar el sobrante de sedal, de esta forma se evita que se enrede en la vegetación de la orilla. Estará relleno de un sedal WF 3 o 4 sintético para ganar precisión y rapidez en el armamento del nervio de la caña. Con un sedal natural de perfil paralelo, ganaréis discreción en la posada y el arranque. Para completar el conjunto, un bajo de línea largo de aproximadamente 5 m permitirá ocultar el sedal de la vista de los peces. Una punta fina de 8/100 a 10/100 estará empalmada a este bajo de línea y permitirá una deriva natural de la ninfa.

El equipo del pescador se completará con un buen par de gafas polarizadas, que permitan situar a los peces apostados. La vestimenta es un elemento de primordial importancia para clavar una trucha con ninfa vista. Optad por ropa de colores neutros, ni muy claros ni muy oscuros, con el fin de mimetizaros con el entorno.



Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)


El Tablón gratis de consultas veterinarias de ComoCriar.org



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>