Todo sobre el parto en los perros

Todo sobre el parto en los perros

Millares de perras dan a luz camadas de cachorros todos los años con poca o ninguna dificultad. De vez en cuando hay partos difíciles, cachorros que nacen muertos y operaciones cesáreas. Con cierto conocimiento del proceso del parto y de las posibles dificultades, el lector se enccntrará en mejores condiciones para hacer frente a una emergencia.

Por lo general, los cachorros nacen entre los sesenta y uno y los sesenta y cinco días después de la concepción, y el promedio es de sesenta y tres días. Si la perra pasa de los sesenta y cinco días sin dar señales de alumbramiento, es necesario consultar al veterinario.

El parto

Observe si hay señales ele que se inicia el parto, en la última semana de la preñez. Aunque el término medio es de sesenta y tres días, la perra puede dar a luz antes o después. Uno o dos días antes ele que se produzca el parto, la vulva se agranda. El animal está inquieto y pasa mucho tiempo anidado en la caja (si se ha acostumbrado a ella) . Hay que observarla, pero sin importunarla.

Probablemente beberá más agua que de costumbre y orinará con más frecuencia durante los últimos días de la preñez. Si está estreñida, no hay que darle ningún purgante. Es necesario agregar más volumen a su dieta, como hortalizas foliáceas.

Unas veinticuatro horas antes del parto, la temperatura de la perra descenderá uno o dos grados. Si el lector quiere tomar este descenso de la temperatura como señal de que se acerca el parto, deberá empezar a tomarle la temperatura dos veces al día durante la última semana. Se reducirá el apetito del animal y quizá no quiera comer de veinticuatro a doce horas antes del parto. No debe uno obligarla a comer; la perra sabe lo que hace y qué es lo que le conviene. Es de esperar que esté muy inquieta y nerviosa, y que quizá se estremezca y tiemble. Un flujo de la vulva anunciará el acontecimiento.

Cuando todo es normal, se puede esperar al primer cachorro unas horas después de que se observen los síntomas mencionados. Veamos ahora esta importante pregunta: ¿Qué debe hacer el lector mientras la hembra da a luz? Le aconsejamos que no haga nada, a menos que la perra tenga alguna dificultad o no pueda cumplir ciertas funciones que mencionaremos. La demasiada atención y los aspavientos provocarán confusión y posiblemente daño para los cachorros.

Se sabe de algunas perras nerviosas que han matado a sus crías o las han escondido cuando ha habido demasiada intervención de los seres humanos. Pero si bien es cierto que no se aconseja intervenir demasiado, tampoco deberá el lector desentenderse de la perra u olvidarse de ella. Hay que permanecer a su lado durante el parto, dispuesto a ayudarle si es necesario. La presencia del dueño ayudará a tranquilizar al animal, que quizá dé a luz por primera vez.

La inquietud de la hembra aumentará al acercarse el momento, y será mayor su ansiedad. Entonces se inician las primeras contracciones del alumbramiento, las cuales serán involuntarias y muy perceptibles. Durante las contracciones, la perra ciones, el animal jadeará más intensamente entre una y otra contracción. Hay que dejarla en paz; todo eso es normal.

El primer cachorro nacerá unas dos horas después de que se aceleran las contracciones. Si éste no aparece antes de las dos horas, hay que dejar pasar otra hora y, si no aparece todavía, es necesario llamar al veterinario.

En el parto normal, lo primero que sale del cachorro es la cabeza. Cuando salen primero las patas, es un parto pélvico (el cual no es raro). Cada cachorro nace envuelto en un saco o membrana transparente, que será lo primero que vea el lector al ser expulsada la cría. Es voluminoso y transparente, y se puede ver al cachorro en el interior. El saco está adherido por un cordón a la placenta, que saldrá después del cachorro. La placenta es el medio por el cual se nutre el feto en la matriz.

Si el saco se rompe al salir, hay que poner al cachorro inmediatamente donde puede atenderlo la perra, si es que ésta no lo ha hecho ya. Ordinariamente, la hembra rompe el saco con los dientes y roe el cordón umbilical hasta unos dos centímetros del ombligo de la cría. Si la madre no rompe el saco ni roe el cordón, el lector tendrá que hacerlo. Se levanta el saco con el cachorro adentro (úsese un paño limpio) y se rompe la membrana cerca de la cabeza de la cría. Hay que hacerlo con cuidado, estirando la membrana o metiendo un dedo en ella para desgarrarla.

En seguida, se pone al cachorro donde la perra pueda lamerlo y limpiarlo. Es imperativo que limpie al animalito. Cuando se rompe el saco, el cachorro comienza a respirar, pero puede haber moco en la nariz, la garganta o los pulmones, que le impida hacerlo. Es necesario quitar el moco. Si la perra no limpia a la cría o si ésta no puede respirar, el lector tendrá que intervenir.

Hay que limpiar rápidamente cualquier exceso de moco de la boca del cachorro. Se le abre la boca, se toma un gotero y, por succión, se saca todo el moco. Hay que frotar vigorosamente al animalito con un paño seco y limpio, tanto en el sentido en que crece el pelo como al revés, pues esto estimulará la circulación.

Si después de estos cuidados el cachorro no respira, hay que usar medidas más drásticas. Se envuelve al cachorro en un paño limpio, se le sostiene en las dos manos, con la cabeza hacia los dedos, y se le hace oscilar hacia abajo, en un arco, frente al lector. Hay que detener súbitamente la oscilación, pero sosteniendo al animalito. La fuerza centrífuga y la súbita detención bastarán, por lo común, para expulsar el moco.

Otra medida de emergencia a fin de que respire el cachorro consiste en usar un tubo de goma y una jeringa para retirar el moco. Se inserta el tubo en la boca del cachorro y se oprime la jeringa para aspirar el moco. Hay que seguir haciendo esto sin permitir que el animalito se enfríe. Una botella de agua caliente envuelta en un paño le dará calor.

No siempre es práctica la respiración artificial. Pero se puede introducir el tubo en la boca del cachorro (quitándole la jeringa) y soplar por él para introducir el aire. Cuando se hace esto, hay que proceder de la manera siguiente: sopla uno dentro del tubo, hace una pausa, y se le oprimen poco a poco las costillas a la cría en la región de los pulmones. Hay que tener cuidado, pues se le puede romper con facilidad las costillas. Es preciso insistir hasta que respire el animal; no debe uno darse por vencido fácilmente.

La placenta

El dueño de una perra que la ve por primera vez dar a luz, con frecuencia se alarma o siente repugnancia al ver que la hembra se come la placenta, pero esto no es perjudicial ni anormal. Se han propuesto varias teorías para explicar por qué la perra (o cualquier animal) se come la placenta. Entre ellas I figura la de que la hembra lo hace para eliminar cualquier indicio de que dio a luz (lo cual es muy importante en el estado salvaje, en que los animales de presa pueden oler el nacimiento y atacar a la hembra y a los cachorros), y de que la perra se come la placenta para comer provisionalmente, pues no puede abandonar a los cachorros para ir a buscar alimento. Cualquiera que sea el motivo, la perra del lector se puede comer la placenta.

El lector debe observar las placentas y cerciorarse de que su número corresponde al número de cachorros nacidos. Algunas veces se queda una dentro de la hembra, lo cual sucede cuando se rompe el cordón que une a la placenta con el saco del feto. Si la perra no expulsa la placenta, el lector puede tirar de ella con suavidad. Se toma un paño limpio y se retira cuidadosamente la placenta (el cordón roto puede estar colgando de la vulva y el lector lo puede tomar). La placenta retenida estorbará el nacimiento del siguiente cachorro y, si se queda adentro, se descompondrá.

Continuación del parto

Los cachorros subsiguientes pueden venir con rapidez y puede haber un intervalo de dos horas entre cada uno. Hay que quedarse al lado de la perra. Si transcurren más de tres horas entre uno y otro cachorro, quizá tenga alguna dificultad. Si no da a luz al siguiente cachorro después de tres horas (o si transcurren más de tres horas entre uno y otro cachorro), es preciso llamar al veterinario, el cual querrá algunos informes, como, por ejemplo, cuándo nació el primero, cómo nació (parto normal o pélvico), cuánto tiempo transcurrió antes de que naciera la primera cría, cuánto ha pasado desde que se inició el parto del cachorro difícil, etc.



Califica este Artículo:
4.59 / 5 (17 votos)


El Tablón gratis de consultas veterinarias de ComoCriar.org



12 Comentarios en Todo sobre el parto en los perros

  1. samuelito tas Dice:

    Mi perrita tiene 2 meses.y le sale algo epezo chocolatozo por su parte aqur se debe.kiero saber si es normal…gracias

  2. Jorge S Dice:

    Hola! es la primera ves que presencio un parto tan rapido… cada perrito nace a cada 30 o 40 minutos… Mi perra es chuskita…LA PERRITA NO SABIA CORTAR LA PLACENTA! SEGURO ERA PRIMERIZA..Le ayude a extirpar la placenta de cada perro… y dejar que los limpie ella…aveses la perra opone resistencia cuando quiero quitarle la placenta, quiere comersela si o si!!!

  3. José Juan Orozco Dice:

    Gracias, qué valiosa información. Perra labrador chocolate, su novio es negro. Primer parto, joven. Estoy emocionado. Seguiremos informando.

  4. lalo Dice:

    el parto de un gran danes es mas facil o dificil mi perra esta carjada y es la primera ves

  5. Angela segura ramirez Dice:

    no entiendo si dicen que las perras paren a los 65 días y mi perra es pastor australiano y tiene de gestación 65 días y no se le ve que tenga ubre que pasa.

  6. poetico Dice:

    buenas tardes he leído detenidamente el comentarios arriba espuesto del parto de una perra ,, estoy de acuerdo en todos los pasos ,, hoy me ha parido una labradora y todo a ocurrido normal una hora entre cachorro y cachorro,,,, un dia antes no com io se dejo la comida en el plato y hoy esta mañana a estado muy nerviosa y después de esto empeso el parto ,,,, por cierto ocho cachorros de labrador todos chocolates seis machos y dos hembras..

  7. Eduardo Dice:

    aparte de las placentas por cada perro tiene que sacar una mas ? esque me dijeron que después de que nacen todos los cachorros sale una bolsa mas aparte de la placenta del ultimo perro

  8. Jenny Brito Dice:

    quisiera sabre cuantos cachorros pare mi pastor aleman

  9. Amandabvr Dice:

    ¿Que pasa cuando un cachooro nace muerto y la perra se come la placenta? ¿Es dañina o algo ?

  10. Soledad Dice:

    Necesito ayuda mi perrita esta en su primer parto y no se que hacer porque boto una bolsita transparente que es la placenta y yo la saque con suavidad pero se le exploto y ahora no se que hacer no se si es peligroso y si se le quedo la placenta adentro que hago porfavor ayuda estoy muy nerviosa!!

  11. ninoska Dice:

    necesitoi ayuda es perjudicial si la placenta se queda DENTRO DE LA PERRA urgente

  12. YAHENA Dice:

    Esto si es un informe completo me sire de mucho mas qe los otros qe he leido muchas graciaaaas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>