Problemas en la próstata en los perros

Problemas de próstata en los perros

Para los perros la próstata es una bendición y una maldición. Situada en la base de la vejiga, aporta líquido al esperma, esencial para la reproducción. Sin embargo, conforme los perros crecen, la próstata se dilata cada vez más y comienza a avanzar hacia la uretra y el intestino grueso. También puede sufrir infecciones que producen dolor al orinar.

Los perros con problemas de próstata suelen orinar con frecuencia y sufren mucho hasta que lo consiguen. También pueden caminar un poco rígidos para disminuir el dolor producido por la inflamación de la glándula.

La mejor manera de prevenir y tratar los problemas de la próstata es castrar al perro. Pero también hay otras cosas que usted puede hacer en casa para que su perro se encuentre mejor.

  • Dele tiempo. Cuando la próstata está inflamada o infectada, ejerce presión sobre la uretra, el conducto por el que se expulsa la orina. Esto significa que los perros necesitan mucho más tiempo para orinar. También deberá dárseles más oportunidades, ya que les cuesta mucho acabar en una sola vez. Por esta razón, tendrá que sacar a su perro mucho más a menudo y estar dispuesto a esperar un poco hasta que acabe.
  • Ablande las heces. Los perros con problemas de próstata pueden tener problemas de evacuación de vientre, ya que la glándula ejerce presión sobre el intestino grueso. “Dé a su perro un poco de salvado de avena o calabaza en conserva, ambos muy ricos en fibra, para ablandar las heces y facilitar su expulsión —dice Rance Sellon, profesor agregado del Departamento de Ciencias Clínicas Veterinarias de la Universidad de Washington, en Pullman—. O ponga un poco de Metamucil en su comida.” Si continúa estreñido, su veterinario puede recetarle algo para que todo vuelva a la normalidad.
  • Hágale beber. A veces, los perros con problemas de próstata sufren de infecciones urinarias porque en la orina retenida en la vejiga se desarrollan bacterias. “Haga que su perro beba más para que la orina no se concentre tanto y no aparezcan infecciones’; dice Shelly Vaden, profesora adjunta de medicina interna de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Carolina del Norte, en Raleigh. Al beber más agua se orina más, lo que ayuda a eliminar bacterias antes de que éstas causen algún problema. Los perros que sufren problemas de próstata pueden mostrarse poco dispuestos a levantarse a beber agua, por lo que conviene ponerles el recipiente en un lugar que esté a su alcance. También resulta conveniente hacerles beber antes y después de salir a dar un paseo. Los perros no necesitan beber mucha agua, pero en algunas ocasiones recordarles que la tienen allí les hará beber un poco más.
  • Tómeselo con calma. Los problemas de próstata pueden ser muy dolorosos, por lo que la mayoría de los perros opta por no moverse mucho. Un poco de ejercicio es bueno y puede ayudar, por ejemplo, a acabar con el estreñimiento, pero en exceso es malo. Den paseos tranquilos hasta que se encuentre mejor.
  • Alivie el dolor. Los veterinarios suelen recomendar darles aspirinas para aliviar los dolores de próstata. “Dele 20 miligramos por cada kilogramo de peso, tres veces al día —dice Stuart Gluckman, veterinario de Mendon, Nueva York—. Es mejor dársela con un poco de comida para evitar los problemas estomacales.

En algunos casos su veterinario le recetará un calmante llamado Rimadyl. “Tiene menos efectos secundarios que la aspirina y produce menos dolores de tripa’; dice el doctor Sellon.

Pida consejo

La glándula de la próstata se dilata poco a poco, por lo que la mayoría de los perros no tendrá problemas hasta la mediana edad o más tarde. Sin embargo, las infecciones de la próstata pueden producirse de repente y pueden causar problemas a todo el cuerpo en poco tiempo, por lo que conviene llamar al veterinario en cuanto se detecta el problema.

Los perros que sufren infección de la próstata, es decir, prostatitis, orinan más a menudo, aunque sólo expulsan unas gotas. “En la orina también puede haber sangre”, dice Rance Sellon, profesor agregado del Departamento de Ciencias Clínicas Veterinarias de la Universidad de Washington, en Pullman.

“La mayoría de los problemas de la próstata se produce en los perros no castrados —añade el doctor Sellon—. Por eso vale la pena castrarlos si no se van a exhibir o a reproducir.”



Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)


El Tablón gratis de consultas veterinarias de ComoCriar.org



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>