Sarpullido en los perros

Sarpullido en los perros

Si a un perro le pica algo, se rasca. Aunquea veces resulta inofensivo, algunos perros no saben cuándo deben dejar de hacerlo. Cuanto más se rascan, se lamen y se muerden, más pica y más se irrita la zona afectada. Esto puede provocar la aparición de un sarpullido, una reacción secundaria a otro problema.

Los sarpullidos se forman cuando las bacterias se extienden entre los folículos pilosos de la zona que se rasca, lo que provoca que la piel se pele o se inflame “El picor incesante que produce el sarpullido puede deberse a muchas causas, ya sea por un enredón de pelo, la picadura de un mosquito o la obstrucción de los sacos anales’; dice William H. Miller, Jr., profesor de dermatología de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Cornell, en Nueva York.

“Resulta sorprendente ver lo rápido que aumentan de tamaño —dice Jody Sandler, director de los servicios veterinarios de la Asociación Ojos Guías para los Ciegos en Yorktown Heights, Nueva York—. Un sarpullido puede llegar a ser del tamaño de un plato pasadas 12 ó 24 horas.”

Aunque la aparición de los sarpullidos resulta preocupante, sólo afectan a la primera capa de la piel y se curan solos. Pero usted puede conseguir que se curen antes y aliviar el picor que producen.

  • Corte y limpie “El aspecto del sarpullido empeora cuando el pelo de esa zona se enreda”, dice el doctor Sandler. El pelo enredado cubre la zona inflamada, almacena calor y humedad y es un lugar idóneo para el desarrollo de bacterias.
  • Corte los pelos enredados para poder limpiar bien la zona afectada. De este modo favorecerá la circulación de aire y el sarpullido desaparecerá antes. “Estos granitos pueden ser muy molestos, por lo que debe estar preparado para la reacción del perro cuando se ponga ma- zona. nos ala obra —dice el doctor Miller—. Incluso el perro más tranquilo puede intentar morderle al tratar de tocar la zona afectada.” Por esta razón, tranquilícelo y si no le queda otro remedio póngale un bozal para llevar a cabo la operación.
  • Limpie la zona. Use una maquinilla de afeitar eléctrica para cortarle los pelos situados encima y alrededor del sarpullido. No use unas tijeras, ya que puede dañar al perro si éste se mueve cuando no debe.
  • Quite los pelos. Para quitar los pelos que hayan caído sobre la zona inflamada, eche un poco de gelatina soluble en agua en una gasa y póngala sobre el sarpullido. “Al quitarla, los pelos quedarán pegados a la gasa”, dice Stuart Gluckman, veterinario de Mendon, Nueva York.
  • Alivie el picor. Dado que los sarpullidos se producen casi siempre al rascarse, merece la pena hacer todo lo posible para descubrir qué produce ese picor. Si averigua la causa y una manera de acabar con él, podrá prevenir la aparición de sarpullidos.
  • Acabe con las pulgas. “Los perros que son sensibles a las pulgas son los primeros candidatos para sufrir sarpullidos’; dice el doctor Miller. Si cree que su perro tiene pulgas —su presencia se detecta por unas manchas diminutas en el pelaje o cerca de la piel— dele un baño con un champú que contenga piretrinas, insecticidas naturales seguros y eficaces a la hora de erradicar las pulgas. Pídale a su veterinario un producto antipulgas cuyos efectos sean de larga duración, como Frontline o Advantage.
  • Alivie el dolor. Los perros con artritis o una displasia en la cadera muerden o lamen las zonas afectadas, lo que puede provocar la aparición de sarpullidos. Si le duelen las articulaciones debe acudir al veterinario, pero la mayoria de las veces puede aliviar el dolor con una botella de agua caliente. Envuelvála en una toalla para evitar quemaduras y aplíquela en la zona afectada durante unos minutos varias veces al día. De esta menera alivirá el malestra y reducirá los deseos de morderse o rascarse.
  • Lávelo bien. Moje un paño en agua templada y escúrralo. Póngalo sobre la piel del perro durante 10 minutos para soltar las costras que se hayan formado. Después limpie con cuidado la zona afectada. Repita esta operación dos o tres veces al día.

“Para erradicar las bacterias, limpie el sarpullido con un buen antiséptico, como Beta-dine. No use productos que contengan alcohol, ya que si lo hace el perro verá las estrellas”; advierte el doctor Sandler.

  • No lo tape. Tras haber limpiado el sarpullido, lo mejor es dejar la zona al descubierto. “No ponga una venda, ya que tardará más en curarse —dice L.R. Daniel, veterinario de Covington, Luisiana—. Aunque crea que debería calmar esta zona con una crema hidratante, eso sólo empeoraría las cosas. Evite las cremas y las pomadas, aunque sean antibacterianas, ya que retienen la humedad y lo único que consiguen es empeorar
    las cosas. En todo caso, aplique insecticidas solubles en agua o geles como el de aloe, que son muy eficaces para aliviar y cicatrizar y no `tapan’ la infla- mación.

También se puede adquirir alguna otra solución en las farmacias que sirva para secar la inflamación. Para aplicarla bastará con ponerla en un pulverizador rociar unas dos o tres veces al día la zona sarpullido.

  • Cúrelo con té. “El té, que contiene ácido tánico, también ayuda en el proceso de secado y cicatrización’; dice Lowell Ackerman, dermatólogo veterinario de Mesa, Arizona. Haga mucho té y déjelo reposar hasta que se enfríe. Aplique una gasa bañada en té frío directamente sobre la zona del sarpullido. Repita esta operación una o dos veces al día.
    ona afectada durante unos minutos varias veces al día. De esta forma aliviará el malestar y reducirá los deseos de morderse o rascarse.
  • Manténgalo ocupado. Los perros son animales de compañía que necesitan estímulos. “Un perro que está solo y aburrido se preocupa por su piel hasta que ésta se convierte en una obsesión”, dice Daryl B. Leu, veterinario de Portland, Oregón. Los perros necesitan dar paseos regulares, al menos durante 20 minutos y dos veces al día, así como mucho tiempo lúdico y compañía. “Si lo mantiene ocupado, hará algo mucho mejor que rascarse”, dice el doctor Leu.
  • Examine el pelaje. Las espinas, los hierbajos y las ramitas pueden quedar incrustados en la piel. Merece la pena observar el pelaje detenidamente si ha estado fuera. Para ello apártele el pelo y vea si hay algo adherido a la piel.
  • Desenrédele el pelo. Si se forman enredos, es difícil deshacerlos. Pero puede evitarlo si cepilla al perro una vez al día y lo seca bien durante unos minutos después de bañarlo o de que se dé un chapuzón.

Los sarpullidos son difíciles de ver en los perros muy peludos, como los samoyedos. Si comienza a rascarse, examínele la piel.

Es más fácil tratar el sarpullido si se detecta pronto

Cuando están limpios y bien aireados, la mayoría de los sarpullidos desaparecen a los pocos días sin causar problemas graves. Si no se observa ningún cambio o si se da cuenta de que la situación empeora, es muy probable que su perro tenga una infección, por lo que deberá llamar al veterinario.

Aunque el sarpullido no se haya infectado, duele tanto que los perros se estremecen al menor contacto. “Si su perro no le deja acercarse lo suficiente para tratar la inflamación, pídale ayuda al veterinario —dice William H. Miller, Jr., profesor de dermatología de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Cornell, en Ithaca, Nueva York—. Probablemente él podrá limpiarla completamente.”



Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)


El Tablón gratis de consultas veterinarias de ComoCriar.org



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>